Un informe oficial negó el racismo institucional y causó indignación entre los activistas

Primer ministro Boris Johnson

Un informe del Gobierno británico que afirma que el Reino Unido no es institucionalmente racista y sugiere que debería ser considerado como un modelo para otros países con poblaciones predominantemente blancas, causó indignación entre activistas.

El informe de 264 páginas realizado la Comisión independiente sobre Disparidades Raciales y Étnicas, liderada también por integrantes de grupos étnicos, fue nombrada por el primer ministro Boris Johnson luego de las protestas del Black Lives Matters el año pasado.

La muerte de George Floyd en Estados Unidos inspiró a miles de personas en el Reino Unido a exigir justicia, marchando por las calles de las grandes ciudades.

El informe de la comisión concluyó que si bien el Reino Unido aún no es un «país post-racial», su éxito en la eliminación de la disparidad racial en la educación «debe considerarse como un modelo para otros países con poblaciones predominantemente blancas».

También hizo recomendaciones, incluida la implementación gradual de jornadas escolares extendidas, comenzando por las áreas desfavorecidas, para ayudar a los alumnos a ponerse al día con el aprendizaje perdido durante la pandemia.

Mirá también:  Un freezer se descompuso y organizaron una vacunación de emergencia para no perder las dosis

La Comisión independiente sobre Disparidades Raciales y Étnicas, liderada también por integrantes de grupos étnicos, fue nombrada por el primer ministro Boris Johnson luego de las protestas del Black Lives Matters

Sugirió además eliminar el acrónimo BAME, utilizado para nombrar a las personas afrodescendientes, los asiáticos y las minorías étnicas, argumentando que ya no debe usarse porque las diferencias entre grupos son tan importantes como lo que tienen en común.

Según Tony Sewell, presidente de la Comisión de Gobierno, no hay evidencia de «racismo institucional» en el Reino Unido, aunque sostuvo que sí existe un prejuicio «manifiesto».

En declaraciones al programa Today Radio 4 de la BBC, Sewell dijo que, si bien había pruebas circunstanciales de racismo, negó que se tratara de algo estructural.

«Nadie niega ni dice que el racismo no exista. Hemos encontrado pruebas circunstanciales de ello. Pero… ¿pruebas de racismo institucional real? No, eso no lo hemos encontrado», subrayó

Dijo que el término «racismo institucional» se aplicaba «a veces erróneamente» como una «especie de frase comodín para las micro agresiones o los actos de abuso racial».

Mirá también:  Provincia decide si la ciudad sigue en fase 5 o retrocede a la 4

Las reacciones

Sin embargo, representantes de grupos de activistas se mostraron decepcionados y profundamente preocupados sobre la negación del racismo institucional en el Reino Unido.

En ese sentido, Halima Begum, que dirige Runnymede Trust, un grupo de expertos independiente sobre igualdad racial, no está de acuerdo con la sugerencia de que el Reino Unido no es institucionalmente racista y expresó que se siente «profundamente decepcionada» por el informe.

«Dígale eso a la joven madre negra que tiene cuatro veces más probabilidades de morir en el parto que a su joven vecina blanca, dígale eso al 60 por ciento de los médicos y enfermeras del NHS (institución pública de salu) que murieron por coronavirus y eran negros y pertenecían a minorías étnicas. No puedes decirles eso, porque están muertos», declaró a la cadena de televisión Sky News.

Reino Unido no es institucionalmente racista, según un informe

En su opinión, el Reino Unido institucionalmente todavía es racista y consideró también que una comisión designada por el Gobierno para investigar ese tipo de racismo, niegue su existencia, «es profundamente preocupante».

En sintonía, el diputado laborista David Lammy, calificó el informe racial del Gobierno como un «insulto» y acusó a Johnson de ignorar los deseos de los británicos que «se mueren por pasar página sobre el racismo».

Mirá también:  Drama en Llavallol: una mujer sedó y prendió fuego a su hijo, que está muy grave

“Boris Johnson acaba de cerrarles la puerta en la cara diciéndoles que son idealistas, que están perdiendo el tiempo. Ha decepcionado a toda una generación de jóvenes británicos blancos y negros ”, agregó.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios