Perdió Denver y ganó Campazzo

Si bien la franquicia de Colorado cortó una racha de ocho victorias en fila, el base argentino tuvo un partidazo vs. Boston.

Si bien el básquet es un deporte que se juega en equipo, cada vez que hay un partido de Denver Nuggets los ojos de Argentina se posan solamente en Facundo Campazzo. Por eso mismo, la derrota que sufrió la franquicia de Colorado frente a Boston Celtics por 105-87, que cortó con una seguidilla de ocho triunfos de manera consecutiva, no dolió tanto teniendo en cuenta la actuación del argentino, una de las mejores desde que llegó al primer mundo de la pelota naranja.

Ante la ausencia del lesionado canadiense Jamal Murray, el base volvió a salir de titular en el equipo que dirige Michael Malone. Y con él como uno de los jefes de la orquesta, el inicio del local fue muy positivo: cerró el primer cuarto con un parcial de 27-16, que se acortó antes del entretiempo a +6 (51-45). Campazzo se lució en ataque, con efectividad a la hora de tirar, pero también en defensa: marcas pegajosas contra dos con pasado All Star, Jayson Tatum y Kemba Walker. Tampoco faltó su tradicional entrega, como en la jugada en la que agarró un rebote tras un fallo de Nikola Jokic y le sirvió la anotación a Aaron Gordon, quien llegó desde Orlando Magic y con el que cada día se entiende mejor. El serbio, el jugador más determinante de la franquicia y candidato a hacerse con el premio MVP, una vez más terminó con un triple doble, con 17 tantos, 11 asistencias y 10 rebotes.

Durante el tercer parcial continuó la senda positiva de los de Colorado, como así también la del cordobés, que hasta ese momento registraba 100% de efectividad al aro (pifió su último tiro, con un hombre encima): Campazzo se reencontró con el triple y anotó los tres que disparó para irse con 14 puntos, planilla que también completó con cuatro asistencias y tres rebotes, en 33m26s en cancha. Esta fue su tercer máximo registro en sus 47 partidos en la NBA.

Mirá también:  La Asociación de Basquetbol Necochense realizará curso

Lo bueno que había hecho el equipo de Malone en los primeros 36 minutos desapareció por completo en los últimos 12, en los que perdió el rumbo. Y no sólo los jugadores, sino que también el cuerpo técnico: el entrenador no cortó el juego para impedir el parcial de ¡1-20! Este momento fue el que el Verde tomó la delantera y nunca más entregó la ventaja: de estar 79-65 arriba, Denver pasó a 80-85. Los locales se acercaron a tres puntos, lo que sería la menor distancia hasta el cierre. La derrota era posible, ya que Boston pelea los puestos de arriba en el Este con récord de 28-26, pero la forma fue lo más doloroso. El más destacado en el ganador fue Tatum, que terminó con 28 tantos, 10 tableros y 2 pases gol en 33’.

Los Nuggets tendrán rápida revancha, otra vez en casa, este lunes: desde las 23 (ESPN) se enfrentará con Golden State Warriors.

Mirá también:  Curso para entrenador de Beach Volley en nuestra ciudad

Fuente: Olé

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios