La víctima del femicidio de Los Toldos fue golpeada, estrangulada y calcinada postmortem

Samuel Llanos fue detenido en la ciudad de Luján

Analía Maldonado, la mujer asesinada en la ciudad bonaerense de Los Toldos, presentaba golpes en la cabeza, pero murió estrangulada y fue calcinada postmortem, según los resultados de la autopsia, mientras que su pareja, el fisicoculturista detenido por el femicidio, será imputado por “homicidio doblemente calificado” y «robo», informaron fuentes judiciales.

La Fiscalía General de Junín reveló en un comunicado emitido este miércoles que la autopsia fue realizada en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte de la ciudad de Junín.

“Los detalles, consideraciones y conclusiones preliminares y ‘ad referéndum’ de las peritaciones complementarias solicitadas, que los profesionales resumen en el precario de autopsia, indican que se trata de restos calcinados de un cuerpo de sexo femenino, a quien la Instrucción identifica como Analía Cecilia Maldonado”, indica el reporte.

La primera apreciación informada por los forenses es que tenía golpes en el cabeza pero que éstos no fueron mortales, sino que fue la compresión en el cuello lo que presuntamente le provocó la muerte.

Los forenses también concluyeron en su informe preliminar que «no existen elementos evaluables que permitan determinar el horario de la muerte» y que “en el análisis del interior de la tráquea se descartó la presencia de negro de humo” (un signo en los pulmones de quienes aspiran humo), lo que indica que la víctima no respiraba y ya estaba muerta cuando quemaron sus restos.

La fiscalía también reveló que personal de la División Casos Especiales Oeste de la Policía Científica, con asiento en Luján, trabajó sobre el automóvil Nissan Tiida blanco que pertenecía a la víctima, en el que escapó de Los Toldos y se movilizaba el imputado Samuel Llanos (40) y que fue secuestrado ayer al producirse su detención en la ciudad de Luján.

Imputación

En tanto, fuentes judiciales indicaron que Llanos será imputado por un «homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género” (femicidio), lo que prevé la prisión perpetua como única pena en un futuro juicio oral.

Mirá también:  Llegó la lluvia a Córdoba después de cinco meses y extinguió los incendios serranos

También le imputará al acusado el delito de «robo», ya que en principio en la casa en la que convivía la pareja se registró un faltante de dinero que pertenecía a Analía, «unos 3.400 pesos», según confió una de las fuentes.

El fiscal José Alvite Galante, subrogante de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Junín, prevé indagar al imputado recién el jueves, cuando termine de recibir los informes preliminares de una serie de pericias.

En tanto, el detenido, quien será representado por un defensor oficial, será trasladado hacia Junín en las próximas horas por efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de la policía bonaerense, ya que se encuentra alojado momentáneamente en una dependencia policial en una ciudad cercana a Junín.

“Aún no sabemos cuál pudo haber sido el detonante de la discusión que derivó en el crimen, pero descartamos una inimputabilidad. Además, de la revisión médica a la que fue sometido surgió que no tiene ningún signo de defensa”, dijo un investigador judicial.

Desaparición y muerte

Maldonado (40), quien trabajaba como peluquera, fue vista por última vez el sábado por la noche junto a su pareja Llanos (40), un fisicoculturista dueño de un gimnasio que ya había sido denunciado por violencia de género, abuso sexual y lesiones, pero por otras víctimas.

El domingo la familia de la mujer hizo la denuncia por paradero luego de ir a la casa y descubrir que había algunos objetos rotos y que tanto ella como Llanos habían desaparecido.

De acuerdo a los informantes, en una inspección en el domicilio donde la pareja convivía, sito en la calle Moreno al 700 de Los Toldos, los peritos hallaron manchas hemáticas y signos de arrastre, por lo que se cree que esa fue la escena primaria del femicidio.

Los vecinos declararon que esa noche, en la que la pareja quedó filmada en un supermercado comprando una bebida alcohólica, escucharon gritos de madrugada y la policía determinó a partir de videos de las cámaras de tránsito que Llanos se fue de la ciudad en el auto Nissan Tiida de la víctima.

Mirá también:  Récord: Más de 20 mil positivos de coronavirus en la Argentina

El cadáver de Maldonado fue hallado el martes por la mañana carbonizado y colocado adentro de una bolsa de arpillera por perros rastreadores en un camino rural de San Emilio, una vecina localidad también perteneciente al partido de General Viamonte, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires.

Llanos se transformó en prófugo de un femicidio y la fiscalía difundió su fotografía y las características del auto con el que se movía.

Los investigadores determinaron que había pasado la noche del domingo en la localidad de Merlo, en el oeste del conurbano, y que de allí se dirigió a Luján, donde pernoctó de lunes a martes en un hotel alojamiento.

A partir de la pista del auto, un llamado al 911 alertó el martes por la tarde sobre la presencia de un vehículo de esas características en el estacionamiento de otro hotel, llamado Victoria, ubicado en la calle Lavalle 151, en el centro urbano de Luján, donde el sospechoso fue finalmente capturado por personal policial.

Un vecino de Analía Maldonado aseguró que la escuchó gritar la noche del crimen

Un vecino de Analía Maldonado, la mujer asesinada y hallada calcinada en una zona descampada de la localidad de Los Toldos, aseguró que escuchó gritar a la víctima y luego sintió que su pareja, Samuel Llanos, arrastró algo por el patio de la casa.

“Desgraciadamente fui el que escuchó el último grito de ella. El único grito de Analía fue ´No, no, no´. Esperé que dijera ´no me pegues´, pero no se sintió ninguna otra palabra”, señaló José, vecino de la víctima.

En diálogo con Crónica TV, el hombre relató que su esposa comenzó a escuchar ruidos cerca de las 2.40 de la madrugada del domingo en la casa donde convivían Analía (40) y su pareja, Samuel Moíses Llanos.

“Después de escucharla gritar me levanté pero ya era tarde. Los gritos duraron un segundo y me parece que fue el final de ella”, remarcó.

Mirá también:  El 80% del autódromo de Termas de Río Hondo fue consumido por las llamas

Tras ello, señaló que sintió “como que arrastraban a alguien” por el patio ya que escuchó ruidos de hojas.

“Supongo que algo pasó. Después sentí una moto y pensé que Analía pudo escapar porque no escuché más nada. Más tarde escuché los gritos de él (por Llanos) pero no le presté atención”, indicó, y agregó que “gritaba como Tarzán, eran como alaridos”.

José y su esposa María expresaron que era la primera vez que escuchaban algo parecido desde la vivienda de la pareja, que según señalaron, convivían desde hace poco más de tres meses.

Por otra parte, el hombre relató que una vez tuvo un entredicho con Llanos, pero que no pasó a mayores: “Tuve un cruce un día cuando estaba cortando el pasto y me dijo que tenga cuidado porque una piedra podría romperle el vidrio del auto. Me habló con voz de canchero”.

Por último, recordó a Analía como una mujer “a la que le gustaba la música y cantar” y que era “una mujer muy buena y trabajadora”.

“Nunca jamás había escuchado gritos o golpes. Los veía siempre muy bien. Esto nos tomó de sorpresa”, concluyó María.

Si sos víctima de violencia de género llamá al 144

Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +549112771646

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios