Subió 86% el promedio de muertos diarios por coronavirus en una semana

El promedio diario de personas fallecidas por coronavirus subió esta semana 86 por ciento respecto de la anterior, al pasar de 220 a 410 muertes; en tanto, los nuevos contagios superaron la media de 22.000, cifra que no aumentó en relación a siete días atrás, pero «se estabilizó en un número muy alto» e insuficiente para alejar el peligro de colapso del sistema de salud, advirtieron especialistas.

«El promedio de fallecimiento que vemos esta semana de 410 muertes comparado con los 220 que eran el promedio del 21 de abril representa un crecimiento del 86 por ciento, que es muchísimo, pero que es lógico por la gran cantidad de casos que tuvimos a principios de mes», explicó la docente e investigadora Soledad Retamar.

La especialista añadió que en estos números no se puede todavía «evaluar el impacto de testimonios de personas que no llegaron a atenderse en guardias o que necesitaron traslados porque no había camas».

Según explicó la médica intensivista Carina Balasini, «el promedio entre que las personas ingresan al centro de salud y fallecen es de 15 días; los que sobreviven pueden estar entre uno y dos meses en Unidades de Terapia Intensiva (UTIs), más un mes de recuperación en sala».

«Es decir que, por ejemplo, hoy estamos dando de alta a los pacientes que ingresaron en enero», abundó Balasini, integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).

Este dato es clave a la hora de pensar la cantidad de casos diarios y que la curva se amesete en un número «alto» de nuevos contagios reportados.

«Aunque los nuevos casos se estabilicen, los pacientes con Covid-19 permanecen mucho tiempo en las UTIs. Eso produce una acumulación de casos; entonces si ese amesetamiento se da en un número de nuevos casos altos como lo que está sucediendo ahora, esto puede llevar a la saturación del sistema de salud», describió Martín Hojman, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Mirá también:  Murieron 122 personas y hubo 5.944 nuevos contagios de coronavirus en el país

El especialista reseñó que «los hospitales en la Ciudad de Buenos Aires están con una ocupación de casi el 90% con camas agregadas» y puso el eje en que «si bien hay un margen todavía para agregar más camas, la situación es muy estresante porque hay pacientes en las guardias sin lugar en las terapias».

En el hospital Rivadavia, por ejemplo, la UTI se encuentra al 100%, «pero se están por abrir más camas, y sé que en otros hospitales la situación es similar», precisó.

En el mismo sentido, Retamar -que integra el Grupo de Investigación en Bases de Datos (GIBD) de la Facultad Regional Concepción del Uruguay, de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)-, sostuvo que «los casos no están bajando como deberían» y que «con suerte» se puede hablar «de un amesetamiento».

«Si tomamos los casos diarios promedio de este miércoles, cuando hubo 22.763 notificaciones, tenemos un leve descenso respecto del promedio de la semana anterior que fue de 23.628; o sea que esta semana estamos teniendo un promedio estabilizado, habría que ver cómo termina», señaló la especialista.

Retamar analizó las dos variables que propone el Ministerio de Salud para evaluar el riesgo de los departamentos: incidencia (la cantidad de casos acumulados en los últimos 14 días cada 100.000 habitantes) y razón o crecimiento (la cantidad de casos en los últimos 14 días versus la cantidad de casos de los 14 días previos).

«Si tomamos la razón o crecimiento, la mayoría de las provincias están mostrando un descenso, pero estamos teniendo en cuenta las últimas dos semana respecto de las dos anteriores, que fueron de muchísimos casos; entonces ahora se ve un leve descenso pero hay que tener en cuenta que la incidencia sigue siendo muy alta»; concluyó.

Mirá también:  Son más los necochenses vacunados con la primera dosis que el total de casos históricos

La curva de contagios «está amesetada», pero hay un «largo trecho» en lucha contra la Covid-19
El médico infectólogo Eduardo López aseguró que «la curva de contagios está amesetada desde hace seis o siete días» por las medidas que tomó el gobierno nacional, pero advirtió que «todavía tenemos un largo trecho» en la lucha contra el coronavirus y destacó la necesidad de «completar la vacunación de los adultos mayores».

«La curva está amesetada desde hace seis o siete días con las medidas que se tomaron hace dos semanas; se ve que está bajando un poco el trasporte y eso está funcionando», dijo López, pero señaló: «Todavía tenemos un largo trecho que depende de otras variantes».

En ese sentido, indicó que «la primera variante es si la gente vuelve a tener conciencia del barbijo, el distanciamiento social y evitar las reuniones, y la otra es la vacunación de los adultos mayores, porque esta tensión de la terapia intensiva, que es cierta, no es a expensas del adulto joven, siguen siendo individuos con comorbilidades y adultos mayores».

«Hay que completar la vacunación con dos dosis a los mayores de 60 años, si se logra completar la vacunación en el adulto mayor vamos a beneficiar al sistema con una medida muy práctica, y va a bajar la hospitalización y la ocupación de camas de terapia intensiva«, explicó el también miembro del comité de expertos que asesora al Gobierno en diálogo con radio Concepto FM.

Con respecto a eventuales nuevas medidas para bajar la curva de contagios, señaló que «no solo es una cuestión de imponer muchas restricciones, que me parece bien, pero no creo en utilizar una cuarentena generalizada porque la gente no la va a cumplir».

Mirá también:  Murieron 93 personas y 9.955 fueron diagnosticadas con coronavirus en el país

«Hay que aumentar un poco las restricciones, sin perjudicar a la economía», señaló y reiteró que «no me parece que vayamos a un cierre completo, porque la gente no lo va a cumplir. Además si no lo hicimos con 30 mil casos diarios, cerrar con 23 mil no tiene sentido».

El jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez aseguró que es necesario «aumentar los testeos», lo que «no depende del Ministerio de Salud, sino de las jurisdicciones», y evaluó que «cuando uno testea puede encontrar que se escapó algún asintomático y ese lo traslada a la sociedad«.

En relación a la campaña de vacunación, dijo que «se juntaron algunas situaciones que potenciaron la falta de vacunas» y mencionó que «tanto AstraZeneca como Gamaleya no cumplieron con lo que prometieron».

«Esta bien que se vuelva a dialogar con Pfizer ya que AstraZeneca no cumplió con lo prometido. Yo dije que había que tener un plan B con las vacunas, y algunos se enojaron, y eso significa que hay que dialogar con todas los laboratorios», concluyó.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios