Bahía Blanca: a juicio dueños de un súper chino donde murió una nena en 2018

En febrero de ese año cayó una plancha metálica que trababa un portón y golpeó a una niña de 4 años, que falleció poco después. Para la Justicia, es claro el “accionar imprudente y negligente” de los comerciantes.

Los dueños de un supermercado de Bahía Blanca serán sometidos a un debate oral el mes próximo en el marco de una causa por la cual falleció una nena de cuatro años tras caer parte de un portón del local durante un episodio ocurrido en 2018, informaron fuentes judiciales.

El juicio estará a cargo del Juzgado en lo Correccional 3 a cargo de Susana González La Riva y se llevará a cabo el 2 y 3 de junio próximo en una de las salas de audiencia del Palacio de Tribunales ubicado en Estomba 35. Los imputados son los dueños del supermercado Caseros, los ciudadanos chinos Yu Jinshui y Zhang Yanqing.

Mirá también:  Mar del Plata con récord de casos por Covid-19, tras la apertura de bares y actividades físicas

El 22 de febrero

Fuentes judiciales señalaron este martes que “los propietarios del supermercado ubicado en Caseros al 3400 se encuentran acusados por homicidio culposo en el marco de una causa cuya víctima fue una nena de 4 años de edad”, identificada como Amalia Lucila Benítez.

Según la investigación a cargo del fiscal de Bahía Blanca, Cristian Aguilar, el hecho ocurrió el 22 de febrero del 2018 cuando Alberto Martín Benítez se hallaba junto a su hija de 4 años en el supermercado en momentos en que un portón corredizo que separa el local con la vía pública estaba cerrado.

Cuando el hombre quiso abrir el portón se produjo un desprendimiento de una planchuela soldada, usada de tope, y la pesada hoja se descalzó de la guía y cayó sobre la niña, quien falleció esa noche en el Hospital Italiano.

Mirá también:  Tres Arroyos: una abuela fue detenida por abusar sexualmente de su nieto y un amigo

“Negligencia”

Las fuentes consultadas señalaron que “el fiscal entendió que todo ocurrió como consecuencia del accionar imprudente y negligente de los dos ciudadanos chinos quienes en su condición de propietarios o administradores del comercio, violaron los deberes de custodia y cuidado a su cargo”.

“Es decir que se consideró no preservar en adecuadas condiciones de mantenimiento y seguridad el portón en cuestión y no informar a los clientes ocasionales del comercio el funcionamiento”, agregaron las fuentes. (DIB) MM

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios