Afirman que desarrollar el sector del hidrógeno generará divisas, empleo y descarbonización

Especialistas del sector público y privado destacaron la potencialidad de la economía del hidrógeno en la Argentina

Especialistas del sector público y privado destacaron la potencialidad de la economía del hidrógeno en la Argentina para desarrollarse competitivamente, generar exportaciones por más de US$ 15 mil millones en 2050, crear más de 50 mil empleos de calidad y contribuir a alcanzar las metas de descarbonización de la matriz energética.

Así lo destacaron funcionarios, investigadores y empresarios al intervenir en el Foro «Hacia una estrategia nacional Hidrógeno 2030» organizado por el Consejo Económico y Social (CES), actividad que se desarrolló durante la tarde en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno.

Todos los participantes destacaron que la Argentina cuenta con recursos vastos para la producción, utilización y exportación de hidrógeno en distintas formas: hidrógeno verde, a partir del desarrollo de la energía solar y energía eólica; hidrógeno azul, a través de sus amplias reservas de gas natural y la red de gasoductos; e hidrógeno rosa, a partir de la utilización de la energía nuclear.

En la presentación, el secretario de Asuntos Estratégicos y presidente del CES, Gustavo Beliz, resaltó que «en un mundo que está iniciando una gran revolución energética, Argentina tiene inmejorables condiciones para posicionarse de modo competitivo transformando la matriz energética y a la vez generando inclusión social en todo el país».

Para lograr tal objetivo postuló la necesidad de una coordinación público-privada y agradeció la presencia en el evento de representantes de empresas del sector y de legisladores de la oposición y oficialismo.

Gustavo Beliz resaltó que "en un mundo que está iniciando una gran revolución energética

El subsecretario de Planeamiento Energético, Javier Papa, señaló que el país «cuenta con un potencial enorme para desarrollar la economía del hidrógeno en todas sus variedades: gris, azul, rosa y verde», denominaciones que se corresponden a los distintos tipos de insumo energético que se utilice en el proceso.

Mirá también:  Internaron a la jueza María Servini en terapia intensiva por complicaciones con el coronavirus

«uenta con un potencial enorme para desarrollar la economía del hidrógeno en todas sus variedades: gris, azul, rosa y verde»

Respecto al hidrógeno verde que utiliza energías renovables, Papa hizo hincapié en el potencial que tiene el noroeste argentino (NOA) para desarrollarlo mediante energía solar ya que duplica la media mundial de radiación diaria.

Asimismo, ponderó que «la Patagonia tiene un potencial enorme de generación de energía eléctrica a través de la generación de vientos».

Por su parte, el director del Centro de Estudios para la Producción (CEP-XXI), Daniel Schteingart, consideró al sector del hidrógeno «súper relevante» para descarbonizar la matriz energética y estimular el desarrollo territorial en el NOA y la Patagonia.

Además, estimó que tiene potencial para generar más de 50 mil empleos, alcanzar exportaciones por más US$15 mil millones de dólares en 2050, y empujar el desarrollo científico-tecnológico nacional.

Mirá también:  Alberto F. planteó restringir la circulación entre las 23 y las 6 en todo el país
Daniel Schteingart consideró al sector del hidrógeno "súper relevante" para descarbonizar la matriz energética

La investigadora del Conicet, Adriana Serquis, pidió «tener un diagnóstico preciso de nuestras capacidades» y fundamentó que «el hidrógeno rosa es otra de las posibilidades, pensando que la energía nuclear también tiene mucho para aportar».

En tanto, el gerente general de Y-TEC, Santiago Sacerdote, y el representante del Instituto Fraunhofer IEE, Alejandro Gesino, ubicaron la mirada en el crecimiento acelerado de la demanda global.

Sacerdote explicó que «los esfuerzos mundiales por descarbonizar están creando un mercado y una demanda nueva» y planteó que «las opciones de hidrógeno azul y verde no son divergentes y se debe buscar una sinergia entre ambas opciones».

«Tenemos ventaja de abundancia y calidad del producto para construir una plataforma exportadora a gran escala de energía baja en carbono. Este debería ser el norte sobre el cual pensar una estrategia», concluyó.

Gesino, por su parte, consideró que «Argentina es conocido por su potencial en energía renovable» y resaltó que «está entre los pocos países en condiciones de ofrecer hidrógeno a precios de economías de escala».

El manager del Programa de América Latina en la Agencia Internacional de Energía, Joerg Husar, postuló que «Argentina tiene un sector científico muy establecido y mano de obra calificada en High Tech, fundamental para estimular la industria del hidrógeno».

En ese sentido, Schteingart puso el foco en la importancia de la articulación público-privada y apuntó a generar «un cluster» en el país.

Mirá también:  A través de Empleo, se firmaron nuevos convenios de inserción laboral

«Queremos desarrollar toda la cadena para contar con redes de proveedores nacionales», agregó.

La intención del Gobierno explicitada por Béliz es constituir una estrategia nacional sobre el hidrógeno hasta 2030.

«Queremos en el próximo semestre tener la estrategia acordada, consensuada y puesta en marcha. Destaco la presencia de legisladores opositores, las políticas de Estado tienen que estar más allá de las banderías políticas», concluyó el titular del CES.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios