Una menor de 15 años disparó a su mama y a su hermano, luego huyó y se tiroteó con la policía

El hecho ocurrió en una localidad de Crespo. La joven se escondió en un campo armada con una carabina y desde allí comenzó a dispararle a la policía.

Una joven de 15 años disparó contra su madre y su pequeño hermano de 4 años tras una discusión, luego escapó y se ocultó en un campo, donde comenzó a efectuar disparos contra la policía. Esto sucedió en una zona rural ubicada en el límite de las localidades entrerrianas de Crespo y Villa Libertador San Martín.

Según informó jefa de la comisaría de Villa Libertador San Martín, Fernanda Toffoli, la adolescente discutió con su madre y luego de tomar la carabina calibre 22, comenzó a disparar con intenciones de herirla, pero el disparo impactó en su hermano, quien resultó herido en un glúteo.

Toffoli detalló que “la señora salió con lo puesto y con el nene pidiendo auxilio a la ruta, donde un hombre pasó, los llevó hasta el hospital de Crespo y dio aviso a la policía”

Mirá también:  Andrés Morales será trasladado a la Alcaidía de Batán

Mientras tanto, la adolescente buscó dos cajas de cartuchos y se adentró con el arma al campo, desde donde comenzó a ejecutar disparos a las fuerzas policiales.

“Disparaba al móvil de guardia, por lo que tuvimos que pedir refuerzos a la Jefatura de Diamante, a unos 25 kilómetros de donde ocurría el hecho”, señaló la segunda jefa de la seccional.

Toffoli señaló que intentaron dialogar con la joven durante más de dos horas, «pero era imposible, estaba ofuscada escondida entre un par de pastizales, donde se acostaba y se levantaba y nos tiraba, en una situación alejada de lo que es la cotidianidad de acá”.

Según familiares, esta es la primera vez que la joven manipula un arma, aunque la funcionaria afirmó que “tiraba y los impactos eran cercanos”.

Por lo tanto, el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía de Diamante arribó al lugar y comenzó a ingresar al campo de batalla con escudos protectores hasta que estuvo a 10 metros del joven.

Mirá también:  Quequén: un sujeto agredió su pareja mientras él tenía a su bebé en brazos

«Cuando la chica los ve, les tira«, dijo Toffoli, y agregó que en ese momento, las tropas dispararon un tiro al suelo, lo que provocó que la joven entrara en pánico y bajara su arma.

Bajo el poder de la chica, secuestraron la carabina que llevaba, que contenía 10 balas, una mira telescópica y otro cargador de 15 balas.

Al mismo tiempo, a unos metros de su teléfono móvil, encontró una caja llena de cápsulas y pistolas.

La joven, que estaba a cuidado de una tía, fue trasladada al División Minoridad de la policía local e intervino el personal del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf).

En ese sentido, Toffoli dijo que la menor “tenía una esquela pegada en una de las puertas de la casa, con terminología rara y con un texto muy agresivo”.

En tanto, su hermano herido fue trasladado al hospital de Crespo y derivado después al Sanatorio del Niño de Paraná, donde lo operaron ya que la bala ingresó por uno de sus glúteos y tras un recorrido le salió por una ingle. «El niño evoluciona favorablemente y sin correr peligro de vida» informaron desde la clínica, aunque continuarán realizándole estudios para descartar mayores inconvenientes.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios