El caos de los controles se extenderá todo el fin de semana

Demoras, enojos, largas filas de autos y fastidio, mucho fastidio, fue lo que se vivió en estos últimos siete días en los diferentes controles que se realizaron a particulares y al transporte público, para verificar que quienes se trasladaban tuvieran su correspondiente permiso de circulación en los diferentes accesos y salidas de la Ciudad de Buenos Aires. Es decir, los controles que se instalaron en el marco de las nuevas medidas de restricción implementadas para mitigar la propagación del coronavirus.

En este sentido, de los tres días hábiles solo el jueves se percibió cierta normalidad en la circulación de los autos que cruzaban por los retenes instalados en los diferentes pasos desde y hacia el ámbito bonaerense.

Ayer, por ejemplo, durante todo el día se volvieron a observar largas filas de autos y a registrar importantes demoras en el tránsito, tal como ocurrió el miércoles, primera jornada de los tres días hábiles tras el fin de semana largo por el feriado del 25 de Mayo.

Desde las primeras horas de ayer, los efectivos de las fuerzas de seguridad nacional, bonaerense y porteña comenzaron con los controles en los accesos por debajo de la avenida General Paz, y en los diferentes cruces que se habilitaron entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. A media mañana, aún se podían observar largas filas de vehículos en el ingreso al distrito porteño desde la zona sur, por el puente Pueyrredón y puente Alsina; desde la zona oeste, en la autopista Ricchieri y en la bajada de Liniers. Desde la zona norte, en tanto, se registraban demoras en la autopista Panamericana .

Mirá también:  La enfermera con COVID-19 resultó ser un caso de “falso positivo”

A la hora del regreso, también se registraron demoras, sobre todo en el cruce del Puente La Noria. Hasta pasadas las 20, se observaron largas filas de autos pugnando por cruzar de un lado y del otro del puente. Otro de los lugares en el que también se registraron grandes demoras, sobre todo el día miércoles, fue en el peaje de la autopista 25 de Mayo, a la altura del parque Avellaneda. De todas maneras, la situación cambió desde el jueves, cuando se decidió habilitar más carriles para llevar a cabo los controles.

También se registraron fuertes congestiones de tránsito en el límite entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires en el barrio de Liniers, en la zona del Parque Sarmiento; y en las salidas de la avenida Lugones y los bosques de Palermo.

Mientras tanto, y a fin de agilizar la circulación vehicular, las autoridades determinaron que los puentes Pueyrredón Viejo y La Noria Viejo sean de uso exclusivo para la circulación del personal esencial, transportes de emergencias o de fuerzas de seguridad.

Como se recordará, de los 127 cruces que existen entre la Capital Federal y la Provincia, 56 permanecen habilitados mientras que los restantes 71 se mantendrán cerrados, en el marco de las restricciones que se mantendrán hasta mañana.

Mirá también:  Hoy fallecieron otros dos vecinos a causa del coronavirus

En el ámbito porteño, por su parte, durante estos nueve días más de 400 agentes de Tránsito y concientizadores verificaron los permisos de los trabajadores esenciales y que se cumplan las medidas de distanciamiento social en los distintos Centros de Trasbordo de la Ciudad y estaciones ferroviarias cabeceras, tras la implementación del DNU presidencial.

Los agentes de Tránsito verificaron que solo viajen en el transporte público los trabajadores esenciales, en tanto que un centenar de concientizadores se ocupaban de reordenar las filas y los flujos peatonales para que se cumpla el distanciamiento social, además de controlar el aforo en el transporte público y el cumplimiento de los protocolos establecidos tales como las ventanillas abiertas, y cantidad permitida de personas de pie, entre otras. En este sentido, y de acuerdo a fuentes gubernamentales de la Ciudad, durante estos días se observaron menos usuarios del transporte público en los espacios de espera y que todos cuentan con el permiso de circulación obligatorio.

Abren la vacunación al grupo 45-49 en CABA

La Ciudad de Buenos Aires habilitó ayer la inscripción para vacunarse contra el coronavirus a personas de entre 45 y 49 años con enfermedades preexistentes y al personal de fuerzas de seguridad, docentes y no docentes y trabajadores territoriales, como quienes realizan tareas en comedores comunitarios. Así lo informó el ministro de Salud del distrito Fernán Quirós durante su habitual conferencia de prensa. El empadronamiento puede realizarse a través del sitio web buenosaires.gob.ar/vacunacovid.

Mirá también:  Autorizan a hijos y familiares de desaparecidos a comprar dólares al cambio oficial y girarlos al exterior

La Etapa 4 comprende a las Fuerzas de Seguridad (policías; bomberos, agentes de Prevención, agentes de Tránsito, auxiliares de Policía y Bomberos), al personal docente y no docente de establecimientos estatales y privados y de Desarrollo Humano y Hábitat (personas en territorio y abocadas a la atención al público; hogares y paradores; comedores; Centros de la primera infancia).

En tanto, aseguró que sigue abierta la inscripción para los vecinos y vecinas de 50 a 59 años y todos los grupos contemplados en las instancias anteriores del plan de vacunación contra la covid-19.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios