Peras y manzanas argentinas desafiadas por altos costos de producción y baja rentabilidad

En lo que concierne a las exportaciones caerán a 100.000 toneladas de manzanas, y se mantendrán estables en 320.000 toneladas para las peras.

El reporte indicó, con información recaba en el país, que la pandemia de COVID-19 no ha tenido un impacto importante en las industrias de la manzana y la pera debido a la coordinación público-privada de protocolos estrictos.

Sin embargo indicaron, las actuales dificultades económicas y financieras continúan socavando la competitividad de los exportadores de frutas argentinos en los mercados internacionales.

Producción
Se proyecta que la producción de manzanas frescas para 2020/21 disminuirá 10.000 toneladas, mientras que la producción de peras frescas aumentará también 10.000.

A pesar de las condiciones climáticas favorables, se espera que la producción de manzanas sea menor en la campaña de 2020/21 debido al ciclo de vida de las plantas.

El informe señaló que, una década de costos de producción crecientes y bajas ganancias ha erosionado la sostenibilidad financiera de los productores de frutas frescas de hoja caduca. Lo anterior a pesar de las devaluaciones de la moneda que mejoraron la competitividad de las exportaciones locales en los mercados internacionales.

La salida de algunas empresas frutícolas internacionales clave ha incrementado la consolidación del sector afirmaron. Las operaciones restantes están sobreviviendo a condiciones difíciles a través de un mayor costo compartido y alcance de marketing, pero luchan por atraer la inversión necesaria.

Mirá también:  El campo liquidó US$ 3,3 mil millones en junio y marcó un nuevo récord

Los problemas de producción continúan amenazando la viabilidad a largo plazo de la industria. Muchos factores, como la devaluación del peso argentino y el aumento de los costos de los insumos para la mano de obra y la energía, plantean desafíos importantes para la rentabilidad del productor. Además, el acceso limitado al capital para la reinversión en las prácticas de eficiencia y salud de los huertos limita aún más las ganancias potenciales de productividad.

Producción orgánica
En 2019/20, de las 39.800 hectáreas sembradas de manzana y pera en las Provincias de Río Negro y Neuquén, 3.737 fueron certificadas orgánicas.

La demanda internacional de productos orgánicos continuó creciendo, impulsada por los efectos de la pandemia, donde los consumidores buscaron opciones de alimentos más saludables. Los mayores costos de producción de frutas orgánicas se deben principalmente a la poda manual, el control biológico de malezas y las tarifas de certificación.

Área plantada
El área plantada de manzanas y peras en la campaña de comercialización 2020/21 se pronostica en 18.000 hectáreas y 20.000 hectáreas, respectivamente, en indicó el informe.

El área plantada continúa con una tendencia a la baja, especialmente para las manzanas, ya que los problemas económicos influyen en los patrones de uso de la tierra agrícola. En los últimos años, los productores han abandonado o reutilizado más del 40% de los huertos, señalaron.

Mirá también:  Nexo: vinculando el mundo del trabajo y la producción con la educación

Además, el aumento de los costos de producción impide la introducción de innovaciones tecnológicas para mejorar los rendimientos y desarrollar nuevas variedades demandadas por los mercados de exportación.

Exportaciones
Para la campaña comercial 2020/21, se pronostica que las exportaciones disminuirán a 100.000 toneladas de manzanas y se mantendrán sin cambios en 320.000 toneladas de peras debido al mayor suministro de frutas en los países del hemisferio norte.

Las exportaciones de ambas frutas se proyectan a niveles más bajos que la campaña anterior debido a la mayor oferta de frutas en el hemisferio norte.

A pesar de las fuertes devaluaciones de la moneda en los principales mercados de exportación de Argentina (el real en Brasil y el rublo en Rusia), una producción local mayor a la esperada y una menor oferta de fruta en los países del hemisferio norte beneficiaron las exportaciones de frutas argentinas a la mayoría de sus principales destinos de exportación.

Sin embargo, los exportadores continúan viéndose afectados por la falta de competitividad en los mercados internacionales, en comparación con los competidores del hemisferio sur, como resultado de las condiciones económicas y financieras internas.

Exportaciones orgánicas
Estados Unidos y la UE han sido mercados claves para las peras y manzanas orgánicas de Argentina en los últimos años. En 2019/20, EE.UU. fue el principal destino de las peras orgánicas de Argentina y la UE, de las manzanas orgánicas.

Mirá también:  Lanzan protocolo para la venta y distribución de bolsones de verduras de agricultura familiar

En el año fiscal 2020, se exportaron 13.000 toneladas de manzanas orgánicas a los mercados mundiales, una disminución del 29,5 p% con respecto al año fiscal 2019, a pesar de la menor oferta de fruta en los países del hemisferio norte.

Si bien se prevé que el mercado estadounidense de manzanas orgánicas argentinas continúe creciendo, la tasa de crecimiento se desacelerará a medida que EE.UU. expande su propia producción de manzanas orgánicas.

Se prevé que las exportaciones a la UE se mantendrán relativamente estables. En el año 2020, las exportaciones de peras orgánicas totalizaron 24.300 toneladas, un 9% menos que 2019.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios