Mató a un ladrón de 15 años que amenazó a sus hijos e irrumpió a patadas en una casa

 

El hecho se registró,el martes alrededor de las 23, en la calle calle 49, entre 27 y 28, de La Plata
Un adolescente de 15 años murió baleado por un vecino del barrio La Loma, de la ciudad de La Plata, a cuyos hijos de 7 y 9 amenazó con un arma y a uno de los cuales intentó utilizar como escudo para entrar a las patadas a robar a la casa de un amigo al que en ese momento visitaba, informaron hoy fuentes policiales.

En tanto, el hombre que mató al adolescente, quien permanece en libertad, fue citado a declarar mañana por la fiscal Virginia Bravo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de La Plata y de la causa, calificada legalmente como “homicidio y tentativa de robo”.

El hecho, que duró apenas 12 segundos y quedó filmado por las cámaras de seguridad de la vivienda, se registró alrededor de las 23 de la noche del martes en una casa de la la calle 49, entre 27 y 28, de La Plata.

El hecho

De acuerdo con las primeras investigaciones, dos ladrones a bordo de una moto quisieron entrar a robar a una casa y, para eso, uno de ellos, de 15 años, se aproximó a un auto que estaba estacionado sobre la vereda con las puertas abiertas, donde se encontraban una niña de 9 años y su hermano, de 7, junto a su perra, a la espera de que su papá, un peluquero de 42, terminara de conversar con un amigo en el interior de la casa.

Según lo registrado por las cámaras, el asaltante se acercó por la puerta derecha del auto y atrapó al niño, quien llevaba en sus manos una escopeta de juguete.

Por la fuerza, el delincuente arrastró al chico hasta la puerta de la casa, pero éste oponía resistencia y finalmente logró zafarse y salir corriendo hacia una de las esquinas con su hermana.

Tras ello, el ladrón rompió la puerta a patadas e ingresó a la casa, donde para ese momento el propietario, un enfermero de 42 años, llamado Germán, había pulsado la alarma vecinal al ver por las cámaras lo que sucedía en la calle.

Mirá también:  Un policía fue a desactivar una fiesta clandestina y lo mataron

De acuerdo con el relato del dueño de casa, el ladrón «entró tirando» por lo que su amigo y padre de los niños repelió el ataque con una pistola calibre 635 que llevaba.

El ladrón herido escapó corriendo de la vivienda sin concretar el robo y abordó la moto de su cómplice que lo esperaba a unos metros.

Ambos emprendieron la fuga, pero a unas 10 cuadras del lugar el herido cayó sobre el asfalto y quedó muerto en el lugar, donde fue hallado por la policía.

El segundo de los asaltantes siguió su camino, pero se comunicó con los familiares del chico, que pronto llegaron al lugar.

El hallazgo del cuerpo motivó un fuerte despliegue policial, hasta que pudo constatarse lo que había sucedido.

En tanto, una fuente judicial confirmó que «mañana se le tomará declaración al imputado, para quien hasta el momento no hay pedida ninguna medida restrictiva de la libertad».

Los tetsimonios

En la mañana de este miércoles, en declaraciones a la prensa en la puerta de su casa, Germán conto que «el ladrón, apenas entró a la casa, disparó. Nos tiró a matar al sonar la alarma».

«Fueron 12 segundos de terror», añadió el enfermero, quien relató que todo comenzó cuando estaba en su casa con su amigo, mientas afuera en el auto habían quedado los dos niños con la perra, a quienes miraban por las cámaras de seguridad de su casa.

Según el dueño de la vivienda, al advertir que un ladrón se acercó a los chicos y tomó por la fuerza a uno de ellos, él accionó la alarma vecinal, lo que «enfureció» al asaltante, que entró a la casa tras abrir la puerta a patadas.

Germán contó que al ver al ladrón en el interior de la casa, se tiró al piso y quiso agarrar una tijera para defenderse: «Uno no sabe que hacer», manifestó.

Mirá también:  Esclarecen robo y secuestran parte del botín

Sobre su amigo, contó que disparó luego de que el adolescente tirara primero.

«Fue legítima defensa y él esta libre. Marcelo tenía el arma y el ladrón le dispara y ahí le dispara él», aseguró.

También se refirió a los dos hijos de su amigo: «Los nenes estaban llorando desconsolados, si ellos entraban podía haber pasado cualquier cosa», dijo.

Tras el hecho, acudió al lugar del hallazgo del cuerpo el personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) que constató el fallecimiento del adolescente, mientras que la Policía Científica comenzó con las pericias correspondientes en la vivienda.

La causa está a cargo de la titular de la UFI 7 de La Plata, Virginia Bravo, quien caratuló el hecho como «homicidio y tentativa de robo».

«El ladrón nos tiró a matar», dijo el dueño de la casa donde ocurrió el asalto
El dueño de la casa a la que entró a robar el ladrón de 15 años que amenazó a dos niños y luego murió baleado por el padre de éstos en el barrio La Loma, en La Plata, aseguró este miércoles que que el joven «tiró a matar» y que el accionar de su amigo fue «en legítima defensa».

«El ladrón, apenas entra a la casa, dispara», dijo en declaraciones a la prensa Germán, el enfermero de 46 años, dueño de la propiedad ubicada en la calle 49, entre 27 y 28, quien ayer sufrió una entradera en la que murió uno de los delincuentes a manos de su amigo y vecino que estaba en el lugar.

«Nos tiró a matar al sonar la alarma», agregó la víctima, al recordar el episodio.

«Fueron 12 segundos de terror», añadió el enfermero, quien relató que todo comenzó cuando estaba en su casa con su amigo, mientas afuera en el auto habían quedado los dos hijos de él con la perra, a quienes miraban por las cámaras de seguridad de su casa.

Mirá también:  Detuvieron a un delincuente que asaltaba y golpeaba a personas mayores

Según el dueño de la vivienda, al advertir que un ladrón se acercó a los chicos y tomó por la fuerza a uno de ellos, él accionó la alarma vecinal, lo que «enfureció» al asaltante, que entró a la casa tras abrir la puerta a patadas.

Germán contó que al ver al ladrón en el interior de la casa, se tiró al piso y quiso agarrar una tijera para defenderse: «Uno no sabe que hacer», manifestó.

Sobre su amigo, contó que disparó luego de que el adolescente tirara primero.

«Fue legítima defensa y él esta libre. Marcelo tenía el arma y el ladrón le dispara y ahí le dispara él», aseguró.

También se refirió a los dos hijos de su amigo, de 7 y 9 años, quienes estaban jugando en la vereda al momento de desencadenarse el hecho.

«Los nenes estaban llorando desconsolados, si ellos entraban podía haber pasado cualquier cosa», indicó.

Finalmente recordó que hace 15 años sufrió otro asalto en esa vivienda, en el que a su mamá «la pasearon con un arma por toda la casa».

«Todos deberíamos tener un arma y defendernos», concluyó el vecino, al asegurar que se trata de una zona «insegura» donde «todos los días roban».

Suscribirse
Notificación de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
José Maria Martoccia

BUENÍSIMO!!! Para estos indeseables, una solución instantánea, muy eficaz, permanente y muy económica. Un pituto de plomo entre ceja y ceja que además es reciclable. Se evitarían montones de gastos en papelería judicial y de mantenimiento para estos IRRECUPERABLES