Un coche fúnebre perdió su ataúd y el cuerpo que transportaba quedó tendido en el medio de la ruta

Ocurrió en Neuquén. El responsable del traslado culpó al mal estado del asfalto.

Un inusual incidente ocurrió en la Ruta 22, a la altura de la localidad de Senillosa, provincia de Neuquén. Allí, un coche fúnebre perdió el cuerpo que trasladaba en el camino. Las imágenes de lo sucedido se volvieron virales en Internet.

La ruta tuvo que cortarse unos minutos hasta que llegó la policía para sacar el cadáver envuelto.

Según la primeras versiones, el estado de la Ruta de 22 a esa altura es muy malo, y una maniobra habría provocado que la camilla que sostiene el féretro se suelte de la empuñadura y la abra con su impulso.

Mirá también:  Entre todos nos cuidamos para ponerle el brazo a la historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *