El bebé de la portada de “Nevermind” demandó a Nirvana por “explotación sexual”

Treinta años después del lanzamiento de uno de los álbumes más famosos de la historia, Spencer Elden argumentó que los miembros de la banda se beneficiaron de la comercialización de su “explotación sexual” y exige una indemnización.

Spencer Elden, el bebé que apareció en la famosa portada del álbum “Nevermind” (1991) de Nirvana demandó a los ex miembros y herederos de la banda este martes.

“Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer”, asegura la denuncia presentada en un juzgado californiano y que fue recogida por medios estadounidenses.

La demanda también declaró que el acusado se benefició de la “comercialización de la explotación sexual” de Elden y seguirá beneficiándose.

Mirá también:  Tenía una orden de captura por abuso sexual, fue detenido en un operativo

Entre los señalados por esta denuncia aparecen Dave Grohl y Krist Novoselic, que junto al legendario y desaparecido Kurt Cobain (1967-1994) componían la formación clásica de Nirvana.

La demanda también apunta a Kirk Weddle, que fue el fotógrafo de la portada de “Nevermind”; y a Courtney Love como heredera del patrimonio de Cobain.

De alguna manera, la denuncia también acusa a Chad Channing, que fue batería de Nirvana en sus primeros años y que abandonó la antes de que se editara “Nevermind”, en 1990.

Elden busca una indemnización por, según dice la demanda, “los daños que ha sufrido y seguirá sufriendo de por vida”.

La portada de “Nevermind”, considerada una de las más icónicas de la historia del rock and roll, muestra a un bebé buceando en una piscina buscando un billete de un dólar.

Mirá también:  Belu Lucius y su hijo juntaron colillas de cigarrillos en las playas de Necochea

Cuando era adolescente y adulto, Elden saltó a la piscina muchas veces para recrear esa cubierta.

Por ejemplo, hizo precisamente eso cuando se completó el cuarto de siglo del álbum de 2016.

Debido al grito desesperado de Nirvana por “Nevermind”, la depresión, la ira y el dolor rompieron las listas de éxitos, este álbum llevó el estilo grunge a alturas revolucionarias con su música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.