Una menor movilizó a más de 20 policías fingiendo un secuestro

En un llamado al 911 alertó que una joven estaba privada de su libertad en el interior de un domicilio de Balcarce.

«Se llama Alisson y piden 1 millón de dólares por el rescate» fueron las palabras de una adolescente de 10 años quien el pasado domingo se contactó con el servicio de emergencia de la Policía y denunció el supuesto secuestro extorsivo de una menor.

Un llamado realizado a la Central de Atención Telefónica de Emergencias (911) indicó que “se estaba dando una privación ilegal de la libertad con pedido de rescate” en la zona de la calle 107 y 2. La SubDDI Balcarce lanzó de inmediato un Protocolo de Secuestros Extorsivos, que implicó el despliegue de todas las fuerzas efectivas de investigación locales y el traslado del Gabinete Especializado en Secuestros desde la DDI de Mar del Plata.

Mirá también:  Impresionante incendio en una fábrica de rollos de tela sobre la Ruta 88

Luego de analizar comunicaciones y observaciones en la zona donde pudo haber ocurrido el supuesto el secuestro, se determinó que se trataba de un engaño o broma de mal gusto, por lo que se suspendió el protocolo.

El procedimiento de investigación realizado permitió determinar que la persona que llamó era una niña de diez años, quien el mismo día había llamado a la comisaría denunciando falsamente dos asaltos en distintos domicilios.

En este contexto se inició una causa contravencional en la que tomó intervención el Juzgado de Paz Letrado de Balcarce. En la tarde de este miércoles, bajo la mediación de la autorización judicial correspondiente, personal de la SubDDI comenzó a allanar la finca, donde secuestraron un teléfono móvil utilizado para realizar llamadas fraudulentas a los servicios de emergencia e identificaron al propietario de la línea.

Mirá también:  San Cayetano festeja su 110º aniversario

Entre las penas previstas se encuentran la multa entre cinco a veinte haberes mensuales de Oficial de Policía de la Ley 13201 y arresto de diez a treinta treinta días. Asimismo podrá disponerse la inhabilitación de la línea telefónica por tres meses, así como también la clausura del local comercial donde la línea se encuentre instalada. Las penas se podrían duplicar al haber provocado engañosamente la concurrencia de la Policía.