Miramar: le rompieron el auto a una concejal tras denuncias sobre el Hospital

Por segunda vez en lo que va del año, la edil miramarense Victoria Goyhenetche sufrió un acto de vandalismo, días después de presentar una denuncia en la UFI 11 por el hallazgo de una abundante cantidad de residuos patológicos sin retirar en un sector del Hospital.

La concejal Victoria Goyhenetche (UCR-Juntos) volvió a ser víctima de autores desconocidos que repitieron el mismo método utilizado en mayo en su automóvil particular, cuando encontró dos neumáticos con cortes de arma blanca de aproximadamente cinco centímetros, quedando «en llanta».

Según la denuncia radicada, la abogada manifestó que dejó su Ford en el Boulevard de Mitre entre las 18:00 y las 20:00 horas del pasado sábado por la noche y el lunes siguiente lo encontró de la manera antes descripta, sobre el sector del conductor.

Mirá también:  El Municipio de Lobería alerta por falsas encuestas telefónicas

Goyhenetche manifestó que sospecha «que hubo una clara intencionalidad de vandalizar el vehículo» ya que por su «calidad de representante de la ciudadanía» su actividad, de «presentación de proyectos» y «denuncia de irregularidades manifiestas» «interfiere con los intereses de quienes sostienen este estado de cosas y buscan constantemente amedrentarme y amenazarme para que detenga mi accionar».

Dentro de lo manifestado, Goyhenetche manifestó que sospecha «que hubo una clara intencionalidad de vandalizar el vehículo» ya que por su «calidad de representante de la ciudadanía» su actividad, de «presentación de proyectos» y «denuncia de irregularidades manifiestas» «interfiere con los intereses de quienes sostienen este estado de cosas y buscan constantemente amedrentarme y amenazarme para que detenga mi accionar».

Por ello rememoró que en mayo se manifestó públicamente sobre «el mal estado de caminos rurales y el desvío de fondos que se realizaba, además de participar en los reclamos públicos de comerciantes», mientras que esta vez «ocurre días después de que iniciáramos actuaciones ante la Policía Ambiental y radicáramos denuncia ante la UFI 11 (…) sobre los residuos patogénicos ocultos en una ambulancia en el patio trasero del Hospital Municipal».

Mirá también:  Gollan sobre la vacuna de Pfizer: “Puede tener menos efectividad con las cepas nuevas del virus”

«Descarto de plano el delito de robo, ya que de ser así debieran haberse llevado una cubierta o sustraer algo del interior del vehículo», señaló en el texto, mientras que opinó que «no se trató de una ‘fechoría’ al azar, ya que los vehículos que estaban estacionados al lado estaban con todas las cubiertas en perfecto estado».

«Este accionar claramente sistemático me hace aseverar que detrás de esto se encontrarían personas que se ven perjudicadas por mis denuncias, e intentando acallar mi voz y amedrentarme buscan la intimidación de forma anónima pero con señales inconfundibles. Ejercen una conducta mafiosa e impune de la cual saben que no obtendrán ninguna pena por ello», señala el documento.

Por ello solicitó que el delito se encuadre en el artículo 183 del Código Penal, «por ejecutarse el hecho ‘con el fin de impedir el libre ejercicio de la autoridad o en venganza de sus determinaciones’»

El hecho mereció un repudio por parte de la Unión Cívica Radical, quienes apuntaron a «este tipo de episodios que intentan amedrentar solo hacen que trabajemos con más fuerza para transformar la realidad en la que vivimos. Repudiamos esta actitud cobarde y nos solidarizamos con nuestra compañera de Bloque manifestándole nuestro total apoyo y acompañamiento».