Los profesionales de la salud de CICOP continúan la lucha por la reapertura de paritarias con un paro de 24 hs para este jueves

La organización gremial informó que se trata de la quinta semana consecutiva de medidas de fuerza para exigir que el gobernador Axel Kicillof reabra las negociaciones paritarias con el sector que mayor sobrecarga laboral y exposición al riesgo tuvo durante la pandemia. El paro anunciado para el jueves 18 de noviembre incluirá asambleas en todas las seccionales y el día viernes 19 tendrá lugar un nuevo Congreso de Delegados donde se evaluarán las acciones a seguir en el marco del conflicto. Desde CICOP manifestaron que luego de tanto esfuerzo “es injusto que tengamos que estar reclamando en la calle para ser escuchados”.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) llevará adelante este jueves 18 de noviembre una nueva jornada de paro de 24 hs con asambleas y acciones locales en hospitales y centros de salud bonaerenses. En tanto que el viernes 19 realizará un Congreso Provincial de Delegados para decidir cómo continúa el plan de lucha, que ya lleva cinco semanas de medidas de fuerza, en reclamo de reapertura de paritarias y un justo reconocimiento para el equipo de salud.

Mirá también:  Se realizó el primer Encuentro de Escritoras mujeres y LGTBI+ bonaerenses

Mediante un comunicado de prensa, los integrantes del Consejo Directivo Provincial de CICOP explicaron que “tal como lo expresamos en el acto frente a Gobernación, el pasado viernes 12 de noviembre, exigimos al Gobierno Provincial un reconocimiento a la enorme tarea realizada por el equipo de salud que, sin dudas, fue determinante para evitar el colapso del sistema público sanitario durante los momentos más difíciles de la pandemia”.

En esta línea, fustigaron que “nos parece injusto que, por el momento, esto no haya sido adecuadamente recompensado y que, luego de tanto esfuerzo, tengamos que estar reclamando en la calle para ser escuchados”.

Los profesionales de la salud recalcaron que la enorme participación en la movilización de la semana pasada, denota el repudio generalizado a la decisión del gobernador Axel Kicillof de cerrar por decreto la paritaria 10.471 y la imposición, de forma unilateral, de un aumento salarial que ya había sido rechazado por todas las asambleas por insuficiente.

Mirá también:  Plantaron y sembraron donde había un basural

“Esta decisión lesiona el diálogo y debe revertirse lo antes posible con la reapertura de las negociaciones con el sector que mayor sobrecarga laboral y exposición al riesgo tuvo durante la pandemia”, sostuvieron al respecto.

Puntualizaron, además, que el reconocimiento al personal de salud debe comenzar con una recomposición salarial y a la vez debe contemplar resoluciones en el plano de las condiciones laborales, tales como el reconocimiento de los aportes al IPS, el pase de ley de todos los profesionales de la ley 10.430, un nuevo reglamento de residentes, la eliminación del monotributo, y otras formas de precarización laboral, en los municipios y en los hospitales nacionales.

En lo que atañe a la discusión salarial con el estado empleador, señalaron que “se da en un contexto marcado en gran parte por un proceso inflacionario que, por ahora, continúa con un ritmo acelerado del 3,5% mensual. Con un porcentaje acumulado al mes de octubre del 41,8% y un interanual mayor al 52% resulta imprescindible que el gobierno refuerce las medidas para poner freno a una situación que perjudica fundamentalmente a los trabajadores”.

Mirá también:  Prefectura Quequén desplegó un operativo de seguridad a tripulantes provenientes de Puerto Madryn

En ese sentido agregaron que “será compleja la negociación salarial en el cierre del año para todos los sectores y, en especial, para el de salud luego de 18 meses de pandemia”.

Desde CICOP reflexionaron que “el impacto económico de la inflación se suma al impacto físico, psíquico y emocional que tuvo la pandemia sobre quienes trabajamos en la primera línea, sin vacaciones ni licencias desde marzo del año pasado”. Es por eso que, en un momento epidemiológico favorable, “nos disponemos a sostener con todas las fuerzas el reclamo por el reconocimiento a todo el personal sanitario”, enfatizaron.

Por último, expresaron su preocupación sobre la situación que atraviesan países como Alemania y el Reino Unido que vuelven a tener picos muy elevados y sus sistemas de salud tensionados. “Por esta razón, valoramos que comiencen a aplicarse las dosis de refuerzo en el personal de salud antes de fin de año”, finalizaron.