Atacó con un cuchillo a su expareja luego de ingresar violentamente en su hogar

El agresor poseía una orden de restricción vigente, entró por la fuerza en la casa e hirió a su expareja con un arma blanca. La policía pudo detenerlo en el acto.

En la noche del pasado miércoles se vivió un lamentable nuevo episodio de violencia de género, la víctima resultó ser una mujer de 36 años que sufrió lesiones debido al ataque con un arma blanca realizado por su expareja. El masculino tenía una orden de restricción en su contra.

El hecho ocurrió en calle 37 Nº3200 cuando un hombre, identificado como T.C.A. de 45 años, ingresó utilizando la fuerza y sin autorización en la casa de su expareja. Vulneró a la mujer, comenzó a golpearla y tomó un cuchillo para proporcionarle un corte en el cuerpo que, afortunadamente, no fue de gravedad. Acto seguido, empieza a dañar dos televisores de 49° que se encontraban en el hogar con el arma blanca que tenía en su poder.

Mirá también:  El sector de cuidados críticos sigue al 100%

Los gritos desesperados de la mujer pidiendo auxilio llegan a oídos de sus vecinos, los cuales se comunican con la línea de emergencia para informar de la situación. Inmediatamente las fuerzas policiales se dirigen al hogar y, gracias a su rápido accionar, hallan al agresor en el domicilio.

Los efectivos detienen preventivamente al hombre, secuestran el arma y entrevistan a la mujer. Ella relata la situación e informa que el masculino poseía una orden de restricción en su contra. Corroboran la medida, estando vigente con fecha del 14/11/21, y trasladan al aprehendido a la comisaría.

Luego de contener y asistir a la víctima, llaman a una ambulancia para trasladarla al hospital y ser atendida a causa de las lesiones leves que sufrió en el hecho.

Se Informa a la Comisaría de la Mujer y La Familia y a la UFI N°10 especializada en la temática de genero para continuar con los recaudos legales.

Mirá también:  Cinco personas más fueron aprehendidas por violar la cuarentena

La Departamental de Necochea decidió mantener la identidad de los aprehendidos y/o demorados en anonimato en virtud de evitar posibles nulidades en las actuaciones que se llevan a cabo.