Tips y consejos para comprar terrenos en venta en Canelones

Hacer una inversión inmobiliaria es una gran decisión, pero en definitiva una de las mejores que se pueden tomar en la vida, más si se trata de la primera vez. Para quienes estén interesados en terrenos en venta en Canelones, aquí encontrarán algunos tips y consejos prácticos. 

Lo primero que deben saber es que al elegir terrenos en venta en Canelones estarán a menos de una hora de Montevideo. Lo segundo, es que se trata de una ciudad con tradición vinícola importante, lo que la hace perfecta para conseguir propiedades con fines productivos.

Pero, ¿cómo elegirlos?, ¿dónde buscar?, ¿y qué tener en cuenta antes de comprar terrenos en Canelones?

Definir el uso del terreno

Antes de comenzar la búsqueda de terrenos en Santa Ana, Canelones, lo primero será definir el uso que se le dará al mismo. ¿La razón? Cuando se trata de adquirir terrenos la zona delimita el uso del mismo.

Antes de cerrar una negociación de venta de terrenos en Canelones se hace necesario pensar si se quiere la propiedad para fines comerciales, productivos o se destinará a la construcción de una vivienda.

Mirá también:  Llamado a selección para informantes de turismo

Buscar el lugar perfecto

Cuando ya se sabe el destino de la inversión, entonces es momento de buscar el lugar perfecto para concretar el proyecto.

En caso de querer el terreno con fines productivos las zonas que rodean la ciudad son las indicadas para la construcción de charcas, quintas, tambos y viñedos, o alquilar las tierras a los productores de la zona si no se desea hacer una inversión mayor.

Pero, si se trata de conseguir terrenos baratos en Canelones, con la intención de vivir ahí en el futuro. Se recomienda centrar la búsqueda en zonas cercanas a centros urbanos que ofrezcan los servicios básicos para vivir.

Verificar la legitimidad del terreno

Sea que estés por comprar terrenos en Biarritz (Canelones) o terrenos en Rocha, es importante comprobar que todo lo relacionado al lote en cuestión esté en orden.

Mirá también:  Dónde funcionan los 51 puntos de venta del estacionamiento medido

Para verificar esta información se puede acceder al registro público o al ayuntamiento. Además, esta información también sirve para corroborar el uso que se le puede dar a la tierra, así como para conocer los servicios que abastecen a la propiedad (agua, luz, gas, etc).

Conocer las normativas de construcción

Antes de colocar el primer ladrillo, conviene conocer todas las normativas de construcción que rigen en la zona. Por ejemplo, cuánto terreno puede ocupar la vivienda, es decir cuántos metros cuadrados de construcción se permite y la altura de la misma.

Presta atención a los alrededores

Independientemente del destino final del terreno, no está de más verificar las vías de acceso disponibles y a qué distancia está el centro de salud más cercano.

Si se utiliza con fines productivos, se recomienda indagar sobre el tipo de suelo, cercanía a puntos de agua o si se inunda cuando llueve.

Las escuelas cercanas, medios de transporte y centros de recreación cercano es lo primero a verificar en caso de ser destinado a una vivienda.

Mirá también:  Charla virtual: Barajar y dar de nuevo, el turismo en la etapa después

Gastos mensuales

Si bien, los lotes de tierra tienen un mantenimiento bajo, no está demás contemplarlos puesto que será un nuevo gasto a sumar a los habituales.

Utilizar los servicios de una inmobiliaria

Cuando se trata de concretar de manera exitosa un negocio de bienes raíces, es bueno contar con la asesoría de los expertos, en especial cuando no se tiene mucho tiempo para dedicarse exclusivamente a la búsqueda de terrenos en venta.

La otra ventaja, es que la mayoría de inmobiliarias, como el caso de Remax, cuentan con páginas webs donde se puede hacer un repaso rápido -y sin salir de casa- de todas las propiedades disponibles en Canelones. En dichos sitios también puedes solicitar la información que creas conveniente para tomar una decisión.

Después de leer, solo queda poner en marcha cada uno de estos consejos prácticos y en menos de lo que imagina estarán cerrando una oferta por su próximo terreno.