Imágenes sensibles: un policía mató a un atacante y a una niña escondida en un probador

Una adolescente chilena que se encontraba con su madre en una tienda de Los Ángeles, EEUU, eligiendo un vestido para su fiesta de 15 murió alcanzada por el disparo de un policía que había acudido al lugar para reducir a un hombre que, aparentemente con sus facultades mentales alteradas, estaba agrediendo a varios clientes con una cadena de bicicleta, de acuerdo con un estremecedor video difundido en las últimas horas.

El 23 de diciembre, Valentina Orellana-Peralta, de 14 años, estaba comprando ropa junto a su madre para su fiesta de 15 años cuando fue impactada por una bala disparada por uno de los agentes que había ido al comercio para reducir a Daniel Elena-Lopez, de 24 años, un hombre que estaba agrediendo a clientes blandiendo una cadena de bicicleta en una actitud que las autoridades estimaron como propias de un alterado mental, si bien no se descartó un intento de asalto.

Mirá también:  Un casamiento causa la mayor cadena de infección por COVID-19 en la India; El novio murió, más de 100 casos positivos

La policía afirma que acudió a la tienda cerca de Los Ángeles, en North Hollywood, en respuesta a un llamado sobre «un ataque a mano armada», y las imágenes de seguridad muestran a un hombre atacando con la cadena a varios clientes, especialmente a una mujer a quien le aplicó en el piso varios golpes en la cabeza y el cuerpo, refirió la agencia de noticias AFP.

En esas circunstancias varios agentes se presentaron en el lugar. Uno de los policías disparó y el agresor cayó al suelo y fue inmediatamente esposado.

Un fotograma del video muestra que uno de los disparos que hizo el agente impactó en la pared exterior del vestuario donde Valentina estaba escondida con su madre.

El jefe del Departamento de Policía, Michael Moore, dijo que ordenó una investigación del incidente.

Mirá también:  Se eleva a 34 el número de personas muertas por erupción del volcán Semeru de Indonesia

«Este incidente caótico que resultó en la muerte de una niña inocente es trágico y devastador para todos», dijo.

Moore presentó sus condolencias a la familia de Orellana-Peralta y dijo que trabajarán para aclarar «las circunstancias bajo las cuales ocurrió esta tragedia».

«Este incidente caótico que resultó en la muerte de una niña inocente es trágico y devastador para todos»

Una de las principales organizaciones de defensa de los derechos civiles de los hispanos en Estados Unidos, Lulac, criticó la intervención policial.

«Es inaceptable que policías de Los Ángeles, entrenados, abran fuego en una tienda llena en plena época de Navidad sin estar seguros de que el sospechoso estaba armado», dijo Domingo García, presidente de Lulac.

El diario Los Angeles Times, citado por el chileno La Tercera, afirma que tanto la niña como su madre Soledad Peralta eran de nacionalidad chilena y se encontraban en la ciudad estadounidense desde hace seis meses para visitar a un familiar.