Ola de calor: advierten por riesgo de incendios forestales en Necochea

Las altas temperaturas y la baja humedad son condiciones de riesgo para incendios en la ciudad.

Ante las altas temperaturas que se registran en Necochea y gran parte del país, sumado a un período de sequía pronunciada, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), advierte sobre un aumento en las condiciones de peligrosidad de ocurrencia de incendios forestales y de pastizales, por lo que se recomienda extremar las medidas de prevención.

En este contexto, desde el Concejo Deliberante se recibió al Director de Defensa Civil Augusto Fulton y al Subsecretario de Servicios Públicos Daniel Rodríguez, quienes fueron convocados para informar sobre la prevención de incendios en el Parque Miguel Lillo ante la ola de calor que se vive actualmente. Los mismos informaron sobre el  funcionamiento de las guardias de respuesta rapida, el trabajo en conjunto con los Guardaparques y con los recursos hídricos que se cuentan para hacer frente a los posibles focos de incendios. Además dieron explicaciones sobre el armado de un Plan Preventivo con el fin de evitar propagaciones de incendios en el mencionado parque.

Mirá también:  Cómo estará el clima este jueves en Necochea y Quequén

El pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional proyecta para esta semana temperaturas superiores a 35 °C y pocas lluvias, lo que intensificará las condiciones de sequía ya existentes. Los valores de temperatura desde el norte de Patagonia hasta el norte argentino se mantendrán entre los 35 y 40 °C, pero es posible que se superen los 40 °C en zonas en las que no es muy frecuente que eso ocurra, como por ejemplo la provincia de Buenos Aires.

Las olas de calor que padece el país están asociadas al fenómeno de El Niño/Oscilación del Sur (ENOS), un proceso natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la atmósfera. Este fenómeno tiene una gran influencia en las condiciones climáticas de diversas partes del mundo. Los efectos de esta oscilación sobre nuestro país son diversos y varían dependiendo de la fase, la región y la época del año.