Costa Rica elige presidente y renueva su Parlamento

Siete de los 25 candidatos presidenciales en el último debate televisivo que se celebró en Heredia, Costa Rica el 3 de febrero. REUTERS/Mayela Lopez
Los costarricenses votaban hoy para elegir un nuevo presidente entre 25 candidatos y renovar su Asamblea Nacional, en medio de una fuerte crisis económica y sin un claro favorito en esta primera vuelta, lo que hace prever un balotaje en dos meses.

Más de 3,5 millones de votantes estaban habilitados para escoger al sucesor del presidente Carlos Alvarado y elegir a los 57 diputados de la Asamblea, en unos comicios que cerrarán a las 18 (las 21 en Argentina).

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) dijo que esperaba dar los primeros resultados aproximadamente tres horas después del cierre de las mesas, informó la agencia de noticias AFP.

El expresidente de centroizquierda José María Figueres lidera las preferencias con un 17%, seguido un poco más abajo por la socialcristiana Lineth Saborío, con 13%.

De cerca los escoltan en las preferencias el evangélico y conservador Fabricio Alvarado, con 10,3%; el economista de derecha Rodrigo Chaves, con 8,2%; y el izquierdista José María Villalta, con 7,6%.

Mirá también:  Nuevo récord de contagios en una España cada vez más golpeada

En los últimos días apareció el también el candidato de derecha Eli Feinzaig, con 5,7%, según los sondeos del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP-UCR) y la empresa privada Demoscopia.

Uno de los escenarios en el balotaje del 3 de abril puede enfrentar a los partidos tradicionales: el Partido Liberación Nacional (PLN) de centroizquierda, de Figueres -presidente en 1994-1998-, y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) de Saborío de centroderecha -vicepresidenta en 2002-2006-.

Esto traería de vuelta al país al bipartidismo del siglo XX, aquel que fue quebrado con el triunfo del Partido Acción Ciudadana (PAC), que gobernó los últimos ocho años, pero hoy es impopular y no tiene posibilidades de triunfo.

El candidato Figueres es hijo del exmandatario José Figueres Ferrer, que abolió el Ejército en 1948.

Mirá también:  Continúan los trabajos en la Villa balnearia para mejorar la accesibilidad a la costa

Conocido por ser el primer país de Latinoamérica en el ranking global de felicidad 2018-2020, con reconocimientos en activismo medioambiental, la alegría de los habitantes de Costa Rica se ve opacada por una severa crisis financiera y social.

El desempleo (14,4% en 2021), la pobreza (23% en 2021) y una economía con una deuda pública equivalente al 70% del PBI encendieron las alarmas de organismos multilaterales.

La situación se agravó con la pandemia del coronavirus, que golpeó duramente al turismo, uno de sus principales motores.

Además, en los últimos 13 años, dos expresidentes enfrentaron juicios por corrupción, y uno fue condenado. En 2021 estallaron dos casos de irregularidades millonarias en el sector de obras públicas, con ministros involucrados.

En la víspera de la elección, el ambiente electoral era frío y apático.

Mirá también:  Conflicto en Ucrania: mataron a un camarógrafo de Fox News

Solo hasta entrada la tarde, un grupo reducido de seguidores del PLN se reunió en una plaza de la capital San José, lanzando algunas consignas.

En la jornada apenas se observaron un cúmulo de banderas de las distintas agrupaciones.

Los costarricenses tienen ante sí una boleta histórica, ya que para estos comicios se registra una cifra récord de 25 aspirantes presidenciales, de los cuales, cuatro son mujeres.

Se trata de Lineth Saborío de la Unidad, Natalia Díaz de Unidos Podemos, Viviam Quesada de Fuerza Democrática y Maricela Morales de Unión Costarricense Democrática.

En 1998 hubo tres mujeres aspirantes a la presidencia y solo en una ocasión lograron alcanzarla de la mano de la liberacionista Laura Chinchilla.