Nueva era de las plataformas streaming: cada vez menos necochenses concurren al cine

Desde hace varios años, con la llegada de las plataformas digitales, se ha podido observar que es cada ves un grupo más reducido el que concurre a las salas del cine. En este aspecto, nuestra ciudad no ha sido la excepción, se puede notar claramente las salas vacías al igual que ocurre en el resto del país y a nivel mundial. Entonces, ¿es el fin de la era de los cines?

La revolución de las plataformas digitales ha producido un gran cambio en la forma en la que consumimos contenido audiovisual. También en la manera en que se producen y distribuyen series y películas, en especial en la forma de hacer cine. Esto, se multiplicó en el confinamiento por la pandemia donde todos debimos permanecer más tiempo en casa y las distintas plataformas fueron de gran compañía. Debido a esto, las plataformas digitales han crecido aproximadamente, un 75% pasando de 320 millones de clientes a 560 millones alrededor del mundo.

Mirá también:  El pueblo brasileño rechaza a Bolsonaro, pero no quiere que renuncie

En los últimos años, pagar un monto mensual para tener acceso a cantidad ilimitada de contenido audiovisual, se ha vuelto para algunos usuarios más interesante y económico que pagar una entrada en el cine.

Este debate que se genera entre los amantes del cine y los fanáticos de las plataformas, se viene dando desde que llegaron a nuestro país Netflix, HBO, Amazon Prime video, entre otras. Es notable, el hecho de que cada ves menos personas concurren al cine a menos que se trate de un estreno esperado por fanáticos.

En nuestra ciudad, se observa que ha disminuido notablemente la concurrencia al cine, esto puede deberse a varios factores: el precio que para algunas familias podría ser elevado; la mala calidad del servicio o el poco interés que genere en el público las películas en cartelera.

Mirá también:  La Suprema Corte dispuso el restablecimiento del servicio judicial en Necochea

Es notable, que hay una gran mayoría que tiende a pensar que el cine ha quedado en el pasado y que quizás esta sea la “nueva era” de las plataformas de streaming.