Secuestraron más de 100 celulares que habían sido robados por «motochorros»

En el día de ayer, la policía llevó adelante un importante allanamiento para resolver varios delitos a manos de «motochorros» ocurridos en Necochea. En consecuencia, secuestraron una gran cantidad de elementos tecnológicos y hasta un Handy desde donde oían a la policía y podían alertar su llegada. Un hombre de 37 años, fue aprehendido.

Tras llevar adelante una larga investigación, la policía realizó un allanamiento a una vivienda de nuestra ciudad para esclarecer el raid delictivo a manos de «motochorros» que viene manteniendo en vilo a nuestra comunidad. Allí llegaron gracias a peritajes de varios celulares, entre ellos el de un joven de 21 años que ya había sido detenido en un allanamiento anterior y en el que se encontraron varios números de celular de las víctimas.

De este modo, con la información obtenida lograron identificar a un segundo delincuente de 37 años con amplios antecedentes penales, y solicitaron un allanamiento a su vivienda ubicada en calle 62 al 1900 otorgado por el Ministerio Público Fiscal.

Mirá también:  Secuestraron 8 motos y 5 vehículos durante operativos de control vehicular en el parque Miguel Lillo

Una vez allí, encontraron una enorme cantidad de elementos tecnológicos que fueron secuestrados, entre ellos 100 celulares, 120 carcasas, 2 voz para el desbloqueo de celulares, aparatos para el flasheo de equipos, elementos para reparación y liberación de celulares, una tablet, dos Notebook usadas para cambiar los códigos de celulares y así desbloquearlos.

Todo lo secuestrado, corresponde a diferentes robos ocurridos en el último tiempo a manos de «motochorros».

Además, detalla la gacetilla, el delincuente tenía en su poder dos handy con cargador desde allí escuchaban a la policía y podían alertar su llegada.

De manera inmediata, detuvieron al malviviente de 37 años y fue trasladado a la Dependencia Policial para completar los recaudos legales. Intervino la UFI N°30 del Ministerio Público Fiscal de Necochea.

La policía no brinda datos personales de los detenidos.