Quequén: una pareja fue baleada con una escopeta tras ser víctima de un robo

Una pareja formada por un hombre de 61 años y una mujer de 37 recibieron un disparo de una escopeta luego de que les robaran dos motores eléctricos. Las víctimas lograron identificar a uno de los delincuentes que quedó detenido. Sin embargo, habrían más personas involucradas que aún restan identificar. La persona afectada de 61 años, se encuentra en terapia intensiva y su estado es reservado.

En horas de ayer, la policía acudió a una vivienda de Quequén ubicada en calle 564 y 571 tras recibir la denuncia de que había una persona baleada.

Al llegar al lugar indicado, encontraron a un masculino de 61 años, tendido en el suelo con una herida de arma de fuego en la cadera izquierda que se la había producido una escopeta. Además, tenía varios golpes en la cabeza y el brazo.

Mirá también:  Accidente de tránsito: un camión municipal casi aplasta una moto

El hombre, gravemente herido pudo identificar a su agresor y se trataría de un sujeto de 36 años con amplios antecedentes delictivos.

Según el relato del damnificado, el agresor vive en cercanías del lugar y, antes de balearlo había robado dos motores eléctricos de tipo trifásicos. Uno de esos motores, fue hallado en el lugar luego de que lo quemaran para extraer cobre.
Con la información que pudieron obtener de parte de la víctima, lograron identificarlo y hallarlo a metros del ese lugar.

Sin embargo, al mismo tiempo en que esto ocurría, una mujer de 37 años, esposa de la víctima, se encontraba con una herida de arma de fuego.

Según los datos que pudieron obtener las autoridades policiales, la femenina llegó a ese sitio por sus propios medios en su vehículo.

Mirá también:  Lo detienen por amenazas y le secuestran una escopeta

Ambas personas, identificaron al mismo autor, que habría estado acompañado por otras personas identificando entre ellas, a personas que serían del círculo íntimo del victimario.

La pareja herida de bala, debió ser trasladada de manera urgente al Hospital para recibir atención médica. El hombre de 61 años, debió ser intervenido quirúrgicamente debido a las heridas de bala que presentaba.

Con toda la información obtenida, los efectivos continuaron la investigación para determinar fehacientemente, la culpabilidad del detenido quien robó dos motores eléctricos a la víctima y luego le disparó.

En lugar del hecho, trabajó la Policía Científica que secuestró un cartucho de escopeta, un palo de madera con manchas hemáticas. Aún está en proceso de identificar a un segundo delincuente.

Según el informe que recibieron las fuerzas de parte del Hospital la víctima de 61 años tenía una herida de arma de fuego en el abdomen y pasó a una habitación de terapia intensiva. Hasta el momento, su pronóstico es reservado.

Mirá también:  Los rugbiers Guarino y Milanesi fueron liberados

Las investigaciones, continuarán para identificar a los demás malvivientes. Intervino la UFI N°1 del Ministerio Público Fiscal.

La policía no da datos personales de las personas intervinientes.