Mar del Plata: está embarazada de 9 meses, y su pareja la agredió y amenazó con un arma

Una mujer de 22 años, que cursa las últimas semanas de embarazo, fue brutalmente golpeada y amenazada por su pareja con dos armas de fuego. El agresor, quiso oponer resistencia a la policía, pero finalmente, lograron detenerlo y contener a la víctima.

Un nuevo hecho de violencia de género, esta vez contra una mujer con 9 meses de embarazo. El violento episodio, ocurrió el martes cerca del mediodía en un domicilio del sur de la ciudad de Mar del Plata, en el barrio San Jacinto. Un sujeto de 23 años le hizo padecer momentos de terror a su pareja embarazada, amenazándola con armas de fuego y golpeándola. La chica de apenas 22 años, pudo aprovechar un momento de distracción del violento hombre para llamar a la policía y que pudieran rescatarla de aquel oscuro escenario.

Mirá también: Video: motochorros golpearon brutalmente a una mujer para robarle la cartera en Mar del Plata

Los agentes policiales informaron que, al llegar al sitio, encontraron a una mujer sentada en la vereda, embarazada de 9 meses y con claros indicios de haber sido golpeada. Pese al estado de shock luego de lo que padeció dentro de la casa con el violento, pudo explicarle la policía que había sido agredida por su pareja que estaba en el interior de la casa. También le advirtió, a los efectivos, que tenía armas y que era peligroso.

Luego de oír el estremecedor relato de la joven, las fuerzas policiales, ingresaron inmediatamente a la vivienda, en un principio, el atacante trató de resistirse atrincherándose, pero lograron persuadirlo para que se entregue.

La víctima entregó a la policía, el bolso del sujeto donde tenía dos revólveres calibre 22, ambos sin marca, y uno de ellos, sin número de serie. También había un juego de esposas y municiones de distintos calibres.

La chica embarazada agredida, pidió una orden de restricción de acercamiento con el temor de lo que podría pasar a futuro, luego de que lograra escapar del tortuoso escenario y denunciar a su victimario. En todo momento, los agentes policiales, le dieron garantías de protección.

En tanto, el agresor quedó imputado por el fiscal Gastón De Marco por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y tenencia ilegal de arma de uso civil. Mientras avanza la causa judicial, el funcionario ordenó que sea alojado en la Unidad Penal N°44 de Batán. Además, trascendió, que el sujeto tenía antecedentes de usurpación del año 2018.