El hombre que mató a su hijo porque lo «tenía cansado» fue declarado culpable aunque podría quedar libre

Le cabe una figura menor respecto a la del homicidio agravado con el que habia llegado a juicio. El jurado popular entendió que Guillermo Cuenca se excedió en la legítima defensa al disparar contra su hijo.

Guillermo Cuenca, de 61 años, quien mató a su hijo Diego durante una discusión en su casa cerca de Colinas de Peralta Ramos, fue declarado culpable, aunque por una figura más benevolente como el exceso en la legítima defensa.

La próxima semana, el juez Néstor Conti, del Tribunal Oral en lo Criminal N° 2, presidirá una audiencia de cesura en la que se determinará la sentencia, posiblemente incluso condicional, ya que lleva casi dos años detenido.

Según informó el diario La Capital, Guillermo Cuenca fue juzgado por “homicidio agravado por el vínculo” que contempla una pena de prisión perpetua, el jurado popular de 12 personas seleccionadas de la población de Mar del Plata entendió que hubo un ataque previo de su hijo y una defensa de él.

Mirá también:  Recibió una multa de casi 40 mil pesos por los ruidos molestos de su gallo

El hecho ocurrió el 4 de junio de de 2020 en la casa de Figueroa Alcorta al 2000. Allí vivía Guillermo Cuenca con su esposa y al que asistía su hijo Diego, muchas veces raptos de violencia por problemas de drogas.

Esa noche, el padre le advirtió a su hijo que se fuera e incluso llamó a la policía, quienes no encontraron al joven cuando llegaron porque ya se había ido. Diego Cuenca, sin embargo, volvió y su padre le disparó tras un nuevo altercado, matándolo.