Encuentran en la playa de Quequén los restos de una tortuga dañada por la hélice de un barco

Se trata de un ejemplar hembra de «tortuga cabezona» sin vida, de unos 30 y 40 kg. Su restos fueron trasladados a la universidad de Mar Del Plata y la UNICEN de Quequén.

El pasado domingo, en horas de la tarde, vecinos de Quequén avistaron en la orilla del mar, a la altura de «La Hélice» los restos de una tortuga marina. Inmediatamente se dio aviso y la mañana del lunes, se presentó personal capacitado de la nueva Asociación de Amigos del Lago de los Cisnes, al servicio de la Universidad Nacional de Mar del Plata, para examinarla y recolectar muestras.

Como resultado de las observaciones, se determinó que era una hembra de tortuga cabezona («Careta Careta»), de 94 cm de largo y un peso calculado de entre 30 y 40 kg.

Mirá también:  Franco De Benedictis se aleja de PCD Sport

Con un corte que casi desprende el cuarto delantero derecho del animal, fuentes informaron a Diario Necochea que fue a causa de un mortal encuentro con la hélice de un barco grande de Puerto Quequén.

De los restos, se tomaron muestras que se trasladaron a la universidad de Mar del Plata y la UNICEN de Quequén.

Posteriormente, se procedió a enterrarla en un lugar determinado por Karina Arias, de la Estación Hidrobiológica de Puerto Quequén, con el fin de ser desenterrada en cierto tiempo para recuperar el esqueleto y exhibirlo en dicho museo.