Berni habló de «sensación de impunidad» y de torpeza por la coima policial

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró hoy que el caso del policía que cobró una coima en un peaje de la autopista Panamericana a la altura de la localidad de General Pacheco, fue una maniobra «rudimentaria» que refleja una «sensación de impunidad tremenda» y la «corrupción» que excede las instituciones.

En tanto, Berni vaticinó que lo más probable es que los tres policías que fueron separados de sus cargos terminen exonerados.

«No fue sofisticado, es lo más rudimentario que hay que tiene que ver con una sensación de impunidad tremenda, con una corrupción que se enquista permanentemente en las instituciones y en este caso creo que es tan torpe, que lo hizo de esta manera», dijo el ministro esta mañana en declaraciones a radio La Red.

El ministro afirmó que «el tema de las coimas no es un mecanismo de corrupción exclusivo de la policía» y agregó: «Saquémonos la careta. Es un mecanismo siniestro, corrupto, cruel, que a veces atenta contra la misma productividad de la Argentina. Es un problema que excede la institucionalidad».

El funcionario explicó que la investigación se inició porque «el involucrado, la víctima, era conocido» de su mujer, la diputada nacional Agustina Propato, a quien le envió un mensaje con lo que le había sucedido, por lo que de inmediato él reenvió el mensaje al «jefe de policía».

Mirá también:  Sergio Massa asumirá el Ministerio de Economía, Producción y Agricultura

«Automáticamente no solo desafectamos al efectivo, sino a su compañero que no puede estar ajeno a esto y obviamente a su jefe, que debería haberlo controlado», señaló.

El titular de la cartera de Seguridad afirmó que «de este tema de denuncias» tienen «varias por semana», y resaltó la importancia de «la participación ciudadana, no solamente en la generación de seguridad sino también en el control».

Consultado sobre dónde realizar este tipo de denuncias, respondió: «Es un delito, y tiene un canal único de denuncia que es a través de la justicia», aunque luego aclaró que también se puede recurrir a la Auditoría de Asuntos Internos de la fuerza.

Berni explicó que los tres policías involucrados «fueron separados el mismo día», que ahora se inició «un proceso administrativo» que va en paralelo a la causa judicial y que «se espera el trámite judicial para después exonerarlos».

El hecho se registró el sábado por la mañana, cerca de las 9.30, a la altura del kilómetro 33,700 del ramal Escobar de la autopista Panamericana, a metros del peaje de la calle Henry Ford, en la localidad de General Pacheco, del mencionado partido del noroeste del Gran Buenos Aires.

Mirá también:  El Gobierno afirmó que se verifica "una tendencia a la baja" en los índices de la inflación

Según expresaron las fuentes a Télam, en dicho lugar se realizaba un operativo para prevención de delitos al cual estaban destinados un oficial subayudante, un subteniente y un oficial de la Policía bonaerense.

En el contexto de dicho procedimiento, los oficiales detuvieron la marcha de un automóvil y, según la investigación, le solicitaron un pago de 3.000 pesos para continuar su camino.

El hombre, según consta en la denuncia, le transfirió el dinero a través de la aplicación de Mercado Pago a uno de los oficiales, quedando constancia de su nombre, CUIL y código de la operación.

Al ser conocido de la diputada Propato, esposa del ministro Berni, el damnificado le envió un mensaje, contándole lo sucedido.

«Hola compañera Agustina. Sé que no estás para estas cosas. Mirá, me acaban de coimear en el peaje de Pacheco en un operativo de Policía Bonaerense. No es mi costumbre ‘chapear’ y no lo hice, pero son tan idiotas que me permitieron pagarles la coima por Mercado Pago. Si le sirve a Sergio, estoy a disposición de él», decía el mensaje, según indicaron las fuentes.

Mirá también:  Jefatura Departamental Necochea colabora en un robo calamitoso en Mar Del Plata

La Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense tomó conocimiento del hecho cerca de la 1.30 de la madrugada de ayer y rápidamente la auditora María Martínez ordenó la desafectación de los tres implicados.

En paralelo, se inició una causa penal y la fiscal María Virginia Toso, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Don Torcuato, imputó a los tres policías por el delito de «exacciones ilegales», que según el Código Penal prevé una pena de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación especial de uno a seis años.

La fiscal Toso ya solicitó el libro de guardia, la constancia de Mercado Pago de la transferencia realizada y se les secuestró el teléfono celular a los tres policías, en tanto que hoy le recibió declaración testimonial al denunciante.

También mandó a secuestrar los videos de cámaras de seguridad del peaje que hayan podido captar alguna secuencia de interés para la causa.