El Proyecto “Eslabón Perdido” comunica que Prefectura aún no verificó oficialmente el naufragio hundido en Costa Bonita

Imagen ilustrativa
Desde el Proyecto “Eslabón Perdido”, se lanzó un comunicado, informando que la Prefectura Naval Argentina, no verificó oficialmente el naufragio hallado entre Costa Bonita y Arenas Verdes, lo que podría generar percances no deseados para los barcos que se acercan al puerto de Quequén.

Como ya se había contado hace unas semanas en Diario Necochea, fue hallado un barco hundido de gran tamaño, cerca de las costas del puerto de Quequén. Desde el proyecto “Eslabón Perdido”, se había previsto poder filmar los restos de este objeto subacuático no identificado, recibiendo una respuesta negativa desde la Prefectura con asiento en Quequén.

Abel Basti, el coordinador del proyecto “Eslabón Perdido”, lanzó un comunicado de prensa, afirmando que “que la Prefectura Naval Argentina (Quequén) no verificó oficialmente el naufragio hallado y denunciado el pasado 3 de marzo, tal como lo impone la ley a esa fuerza de seguridad que entre sus misiones tiene la de velar por la seguridad de los navegantes.”.

Mirá también:  Jueves soleado y con vientos leves del norte

En consecuencia de ello, dicho naufragio no está incorporado en los Derroteros Argentinos, lo que, como explica Basti “permite alertar a los capitanes y patrones de las embarcaciones la ubicación de pecios en sus rutas, ya que los mismos podrían ser un obstáculo para las naves en tránsito. Esos naufragios, cuando no figuran en las cartas náuticas, pueden generar percances no deseados (desde la colisión hasta otros incidentes como por ejemplo el enganche de las anclas, las redes o líneas de pesca)”.

Según se afirma en el comunicado, no realizar la verificación del barco, presenta un peligro para la navegación, ya que, se encuentra próximo a una zona de tránsito marítimo, cercana al puerto Quequén, estando hundido a unos escasos 30 metros de profundidad.

Mirá también:  Un tripulante de un buque marplatense dio positivo de Coronavirus

Llama la atención para los integrantes de “Eslabón Perdido”, como todavía no se realizó la verificación de la embarcación y la rápida gestión oficial pertinente, para que el Servicio de Hidrografía Naval advierta a los capitanes y patrones sobre ello. Y también se pueda incorporar al boletín de Aviso a los Navegantes y luego, a las cartas náuticas del área.

Abel Basti relata en el comunicado, que no se entiende por qué la prefectura no ha constatado dicho naufragio, ya que les brindaron las coordenadas exactas, y aún no lo realizan. Sumado, a los que se mencionaba en un principio, la negativa de filmar el pecio.

Así es como, este grupo afirma que la Prefectura Naval de Quequén está negando la existencia del naufragio por dos motivos: “al no verificarlo por sus propios medios (al menos oficialmente) y al no permitir que Eslabón Perdido lo constate mediante una filmación, actividad lícita que no requiere autorización ni de la Prefectura ni de ninguna otra entidad u organismo oficial”.