Desbaratan una banda que hacia estafas virtuales desde la cárcel de Batán

Una organización criminal que se dedicada a cometer estafas virtuales y estaba integrada por cinco personas, tres de ellos en la cárcel de Batán, fue desbaratada tras una serie de allanamientos ordenados por la Justicia, informaron hoy fuentes policiales.

La banda, dirigida por un grupo de presos desde la cárcel bonaerense de Batán, estaba vinculada a una estafa cometida a un economista en noviembre del 2021.

Los procedimientos fueron encabezados por efectivos de la Sección Investigaciones Especiales de la División Delitos Informáticos Complejos de la Policía de la Ciudad, quienes realizaron varios allanamientos en la ciudad bonaerense de Mar del Plata donde detuvieron a dos sospechosos mientras que, a su vez, se realizaron requisas en la unidad penitenciaria donde estaban alojados los presuntos jefes de la banda.

Los voceros indicaron que los detenidos, dos hombres de 40 y 46 años, eran quienes se encargaban de la logística, los llamados y la recolección del dinero, mientras que tres reclusos eran los responsables de elegir a las víctimas y dirigir las maniobras desde el interior de la unidad penitenciaria.

A su vez, las fuentes señalaron que hay otras personas investigadas por mover dinero de forma virtual y comprar chips de celulares.

Mirá también:  Después de 44 días reportan una muerte por COVID-19 en Necochea

Los procedimientos, ordenados por el Juzgado de Garantías 3 del Departamento Judicial Mar del Plata, se realizaron en dos domicilios, uno en la calle Ecuador Norte al 500 y el otro en Gascón al 8100 de la mencionada ciudad balnearia, y en distintos pabellones de la Unidad Carcelaria 15, desde donde se comprobó que la banda tenia conexiones.

Durante los procedimientos, los policías secuestraron cuadernos con anotaciones, chips telefónicos, celulares y material importante para la causa por lo que la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 Especializada en delitos económicos y contra la administración pública, a cargo de Javier Pizzo, investiga si son responsables de otros casos similares.

La investigación se inició con la denuncia realizada ante la Policía de la Ciudad de una persona que había sido estafada por medio de un llamado telefónico, donde se le indicaba a la víctima que tendría que transferir el dinero de su cuenta a otra de un banco distinto porque podría encontrarse siendo vulnerada luego de unas compras realizadas en una plataforma virtual.

De esta manera, la víctima accedió a mover 900.000 pesos hacia la cuenta indicada por el estafador y luego se comunicó con su asesor de cuentas para consultarle sobre la identidad del hombre que lo había llamado y, de esa manera, confirmar si se trataba de un empleado de la entidad.

Mirá también:  Fue dado de alta el joven apuñalado Kevin Arrambide e imputaron del hecho al autor

Al recibir los datos sobre la persona, el representante bancario confirmó que no había ningún empleado con ese nombre y se confirmó la estafa.

Tras la denuncia, efectivos de la Sección Investigaciones Especiales, por orden de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional 21, comenzaron a realizar tareas de campo para establecer la identidad de los autores del hecho y, tras ello, llevaron a cabo trabajos de investigación informática con pedidos formulados a entidades bancarias y a empresas de comunicación.

Recolectada toda la información, los policías identificaron a los sospechosos, lograron localizarlos en la ciudad de Mar del Plata y presentaron los datos al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 44, a cargo de Julio Alberto Baños.

De esta manera, intervino en la causa el Juzgado de Garantías Número 3 del Departamento Judicial Mar del Plata que libró las órdenes de allanamiento para dos domicilios, uno en la calle Ecuador Norte al 500 y el otro en Gascón al 8100, y en distintos pabellones de la Unidad Carcelaria 15, desde donde se comprobó que la banda tenia conexiones.

Mirá también:  Como estará el clima este lunes en Necochea y Quequén

En la primera vivienda visitada, los oficiales detuvieron a un hombre de 40 años y secuestraron un disco rígido, cuatro teléfonos celulares, un cuaderno con anotaciones, dos tarjetas SIM, cinco troqueles de tarjetas SIM, una memoria extraíble con adaptador, dos DNI y dos tarjetas de débito.

El segundo sospechoso detenido, de 46 años, fue aprehendido en el procedimiento realizado en el domicilio de Gascón al 8100, donde hallaron cinco teléfonos celulares y una computadora.

Además, los efectivos requisaron pabellones de la Unidad Carcelaria antes mencionada y, tras ello, notificaron a tres internos que tenían vinculación con el hecho y secuestraron dispositivos electrónicos y anotaciones de interés para la causa.

Por disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 44, a cargo de Alberto Julio Baños, los detenidos fueron trasladados a la Unidad Penal 44 de Batán, teniendo en conocimiento el Juzgado de Garantías 3 de la Departamental de Mar del Plata y la UFI 10 de la misma ciudad.