Analizan las cámaras de seguridad luego del atraco en local de electrodomésticos

El viernes pasado dos sujetos encapuchados robaron a mano armada en local de Musimundo, ubicado en el centro de nuestra ciudad, llevándose la recaudación del día y varios teléfonos celulares.

El local de electrodomésticos se encuentra ubicado en calle 61 y calle 66. La semana pasada, a las 19 horas, dos personas armadas, con los rostros cubiertos, ingresaron a dicho negocio, amenazando al personal del lugar, robando todo el dinero que se había recaudado en el día y llevándose también teléfonos celulares.

Luego de este suceso, testigos que se encontraban próximos a dicha ubicación, declararon que estas dos personas se retiraron caminando con todo lo robado por la calle 61, en dirección a la 68. Debido a diversas investigaciones, no se descarta que había una tercera persona esperándolos para abordar un vehículo y huir de allí.

Mirá también:  Intenso tráfico en Avenida 2 por las lluvias

Actualmente se están realizando diversas investigaciones por parte de la Policía científica con Musimundo, a la espera de que confirmen la cantidad de dinero que estos sujetos se llevaron y una descripción de la telefonía que fue sustraída.

Las cámaras de seguridad develaron las vestimentas que utilizaban estas personas, y algunos detalles más, pero se sigue sin conocer su identidad ya que tenían los rostros cubiertos.

Los robos y delitos se siguen incrementando en nuestra ciudad, lo que genera preocupación para los habitantes de Necochea, incluidos los comerciantes, quienes reclaman medidas urgentes a los funcionarios municipales y provinciales en relación a la seguridad y al alarmante numero de robos que están sucediendo por semana.

Los comerciantes ya han optado por difundir lo sucedido por redes sociales, para que se el resto de la sociedad este al tanto de lo que está pasando; como lo fue el caso del robo al local de ropa de mujer ubicado en la calle 91 hace algunas semanas, en donde robaron casi la totalidad de la ropa que estaba colgada en el local. Los dueños de los negocios ya están cansados, porque armar un negocio conlleva mucho esfuerzo y muchas horas de trabajo; y perder todo de un segundo para el otro, genera un inmenso dolor y enojo.