Diputados de la oposición pidieron prohibir que los presos usen teléfonos celulares

Diputados de la oposición reclamaron al gobierno de Kicillof que derogue el protocolo de uso de móviles que entró en vigencia por la pandemia y que aún hoy se mantiene “No entendemos por qué tal medida se extendió infundadamente más allá del plazo establecido expresamente por el Tribunal de Casación Penal de la Provincia”. Expresan que es necesario eliminar el uso de la telefonía celular en las cárceles y así evitar los delitos que se realizan por medio telefónico desde dentro de las instituciones carcelarias.

El proyecto de un grupo de diputados opositores lleva la firma de Alex Campbell, Matías Ranzini, Juan Carrara y Johanna Panebianco. En él se afirma que es “imperioso” derogar el protocolo “en pos de velar por la seguridad de los bonaerenses”, el cual entró en vigencia en marzo de 2020, con la pandemia por coronavirus y el inicio de las restricciones a la circulación. Según la justificación de las autoridades, la prohibición del uso de teléfonos móviles en plena cuarentena anulaba “toda posibilidad de contacto de los internos con sus familiares”.

Mirá también:  Encontraron muerto a Fabián Gutiérrez, exsecretario de Cristina Kirchner

El Tribunal de Casación Penal estimaba que el permiso estaría vigente mientras se prolongara el aislamiento obligatorio ordenado por el Gobierno nacional para enfrentar la pandemia de coronavirus. Además, instó al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense a crear un protocolo normativo. En ese sentido, la oposición expreso: “No entendemos por qué tal medida se extendió infundadamente más allá del plazo establecido expresamente por el Tribunal de Casación Penal de la Provincia”, señalaron Campbell y Ranzini. Añadieron que, diez meses después desde el fin del ASPO, tanto el uso de teléfonos móviles como los allanamientos en penales por delitos intramuros siguen creciendo. Y, además, se tornan cada vez más complejos.

“No fue suficiente para el Gobierno provincial el hecho de no apelar la decisión judicial de liberar presos con la excusa de la pandemia, sino que también pusieron en funcionamiento dicho Protocolo que hoy ya trae aparejado más problemas que soluciones al no ponerle fin, porque la gente se debe cuidar también de los delincuentes que operan desde dentro de las penitenciarías con un uso no controlado de los teléfonos celulares”, siguieron los diputados bonaerenses.

Mirá también:  Los increíbles "antecedentes" del laboratorio que traerá la vacuna rusa a la Argentina

Y añadieron: “La utilización de la telefonía móvil y el acceso a Internet que se ha brindado a través de la decisión de la Provincia posee grandes riesgos asociados a la seguridad que, si bien no resultan insalvables, son de compleja y costosa gestión y prevención”. Los diputados refieren a las estafas y llamados extorsivos que se producen desde dentro de las dependencias, por medio de llamados a sus víctimas. En muchas oportunidades, los delincuentes que se encuentran encarcelados, logran transferencias de importantes sumas de dinero.

Por último, al mismo tiempo que le pidieron a Kicillof instrumentar medidas para propiciar el contacto entre los presos y sus familiares, los legisladores solicitaron “de manera urgente que se ponga fin al protocolo”.