Celebración del 93° aniversario del Puente Colgante con recreación de foto histórica

Foto: Romi Taya
El martes 19 de julio, a las 16 horas, tuvo lugar el comienzo de la celebración por los 93 años del Puente Hipólito Irigoyen, conocido por todos los ciudadanos y turistas como puente colgante. Un grupo de ciudadanos se acercaron al lugar vestidos con ropa de la época de su inauguración, se llevó a cabo la propuesta del Ballet Folcklórico Añoranzas, quienes organizaron la recreación de la foto de hace 93 años, momento en que el puente quedaba establecido.

Nuestro Puente Colgante fue inaugurado el 21 de julio de 1929, con el objetivo de unir las dos ciudades hermanas, desembocando en la Av. Jesuita Cardiel y calle 46 del lado de Necochea, y en la Avenida Benedicto Campos y calle 519 del lado de Quequén.

Para su construcción, compañía francesa «Chantier et Atelier, de la Gironde» fue quien provisionó de material metálico y armamento de obra. La estructura metálica fue construida en las Usinas de la Compañía en Francia, fue fabricada en secciones del mayor tamaño posible, compatibles con las exigencias de embarque y transporte. Todo el material se cargó en Cherburgo, a bordo de los barcos nacionales «Pampa» y «Bahía Blanca», siendo desembarcados en el Puerto Quequén y llevados hasta la obra por esas embarcaciones, remolcadas 5 kilómetros río arriba.

Mirá también:  El artista necochense FMK en la tapa de la revista Billboard Argentina

El puente tiene un largo total de 270 metros y un vano central de 150 metros de luz, así como otros dos vanos laterales de 60 metros. La estructura está suspendida por 32 cables que la sujetan desde dos grandes pórticos metálicos de 25,7 metros de alto, apoyados sobre 4 ejes. A su vez, cada uno de los 32 cables, está compuesto de 169 alambres de acero dispuestos en capas concéntricas. Los cables se anclan en dos macizos de hormigón que al mismo tiempo sirven de estribos al puente y de apoyo a la viga de rigidez.

Inicialmente poseía una calzada de seis metros y dos veredas de un metro cada una que tras una restauración fue modificada. Se quitaron las veredas y se montaron pasarelas metálicas sobre sus costados exteriores.
El 17 de febrero de 2006 el puente fue reinaugurado luego de una importante reconstrucción llevada a cabo por la provincia de Buenos Aires. Las cabeceras de la estructura, fueron pintadas a nuevo con el característico color naranja que hoy mantiene. Además, reparquizaron los caminos, renovaron las veredas, y se iluminó y señalizó el entorno.

Mirá también:  Cómo estará el clima este sábado en Necochea y Quequén

Actualmente el tránsito sobre el puente está reducido a autos, motos, bicicletas y peatones, quedando prohibida la circulación de cualquier tipo de tránsito. Esto es porque al tratarse de un puente de considerable antigüedad, en su momento no fue preparado para el tránsito pesado de hoy en día.

Esta obra de ingeniería es única en nuestro país, no solo por su estructura y característica, sino que es una de las pocas que quedan en pie. Para los ciudadanos, además de representar la vinculación entre Necochea y Quequén, representa un gran orgullo local, ya que fue declarado Patrimonio Nacional en el año 2017.