Siete supermercados deberán pagar $1.500 millones por realizar maniobras de evasión en la venta de carne

ARBA notificará este lunes por haber liquidado el año pasado la mitad de lo que debían pagar por venta de carne en sus locales.

La Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) notificará este lunes a siete hipermercados tras haber detectado maniobras de evasión impositiva por un total de 1.500 millones de pesos en el año 2021 en la venta de carne, según informaron fuentes oficiales.

Los supermercados La Anónima, Coto, Toledo, Makro, Jumbo, Carrefour y Changomás liquidaron el año pasado la mitad de lo que debían pagar por venta de carne en sus locales. De acuerdo con fuentes de ARBA en La Plata, la maniobra detectada por los fiscalizadores para evadir impuestos era declarar alícuotas para la venta de carnes minoristas, que era la mitad de la que les correspondería pagar.

Mirá también:  Sergio Berni busca civiles para que manejen patrulleros y generó polémica

Es que mientras las carnicerías pagan tasas del impuesto del 2,5%, las ventas de carne en grandes superficies abonan el 5%.

Los operativos, de los que participaron 200 agentes, se realizaron de forma simultánea en cadenas de supermercados y distribuidoras ubicadas en La Plata, San Miguel, Vicente López, Tandil, Bahía Blanca, Mar del Plata, Martínez, Moreno, Chacabuco, Trenque Lauquen, Salto, Esteban Echeverría, Ezeiza, Ituzaingó, Munro, Moreno y General Rodríguez, entre otras localidades del interior, zona metropolitana bonaerense y también la ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los equipos de ARBA se enfocaron en el control de la evasión y elusión tributaria, analizando, entre otras cuestiones, maniobras tales como sub-declaración o triangulación de ingresos o bien asignación de base imponible a actividades con alícuotas más bajas declaraciones juradas que las correspondientes.

Mirá también:  Gobierno renueva el programa Cortes Cuidados, que regirá hasta fin de año

ARBA considera que “no hay justificación ni defensa posible” para estas maniobras y que “eso es evasión impositiva”, más allá de que algunas cadenas quieran argumentar que la compraventa de carnes es una actividad “autónoma” dentro de los locales.

La fiscalización actual se limitó al año 2021 y ahora se extenderá a los ejercicios 2018, 2019 y 2020. Asimismo, resta ver el año 2022.

Por estas consideraciones, no se descarta que la deuda global de los supermercados termine quintuplicando el actual reclamo y alcance los $ 7.000 millones de pesos”.