Encontraron el cuerpo de Susana Cáceres, la mujer desaparecida hace 10 días

Su cuerpo estaba calcinado en un arroyo en el Río Reconquista a 20 cuadras de la casa de la víctima.

Este viernes encontraron el cuerpo de Susana Cáceres, la mujer que había desaparecido hace 10 días en Moreno (Buenos Aires). El cadaver fue encontrado este viernes en cercanías del Río Reconquista, el hallazgo se produjo a 20 cuadras de la casa de la víctima.

En las primeras horas de la tarde de este viernes, personal de la Comisaría 2da de Moreno reportó el hallazgo de un cadáver carbonizado con similares características a la mujer desaparecida. Luego, la Unidad Funcional de Instrucción UFI N° 3 confirmó que se trataba de Cáceres y que además presentaba varios golpes.

La fiscal Luisa Pontecorvo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Moreno, había ordenado rastrillar esa zona tras la declaración de tres testigos, que aseguraron haberla visto deambular por ese predio cinco días después de que sus familiares la vieran por última vez.

Mirá también:  Diego Hurtado: “En la Argentina la ciencia es potente pero la tecnología es débil”

La causa tiene un detenido. Se trata de Alejandro Alberto Peralta, novio de la mujer, aunque por el momento el delito que se le imputa es “tenencia ilegal de arma de guerra”.

Los forenses determinaron que el cuerpo de Susana Cáceres presenta heridas de arma blanca, informaron fuentes policiales, judiciales y la familia de la víctima.

El reconocimiento se logró en base a un tatuaje con el símbolo de “Chevrolet” que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que llevaba puesta la mujer antes de desaparecer, explicaron los investigadores.

Como habíamos informado el martes 8 de noviembre Susana Cáceres fue vista por última vez en el barrio Trujui de Moreno. Unas horas antes, la mujer había vendido una cocina y una heladera. Con ese dinero pensaba pagar una deuda. “Ahí vengo, ma”, le dijo antes de salir Cáceres a su mamá, una persona mayor con problemas motrices, a quien le dejó a cargo a sus cuatro hijos, entre ellos una beba de 18 meses. Desde entonces, su familia la buscaba con desesperación.