Una turista argentina murió tras ser arrastrada por una ola en Costa Amalfitana mientras tomaba una foto

Su marido se salvó tras aferrarse a las rocas y fue trasladado a un hospital de la zona.

Una turista argentina de 36 años murió este miércoles cuando una ola la golpeó y la arrastró al agua mientras fotografiaba la tormenta en la localidad italiana de Furore en la Costa Amalfitana, junto con su marido (52) quien también cayó al mar, pero pudo ser rescatado.

Todo comenzó cuando la pareja, que se encontraba en Nápoles, una de las metas turísticas más deseadas y exclusivas de Italia, decidió ir a pasar el día al fiordo del municipio de Furore.

Una vez en el lugar, el matrimonio se dirigió hacia la playa para tomar fotografías del mar embravecido. Según reconstruyó la agencia DIRE (Agenzia Di Stampa Nazionale), tomaron un camino que conduce a un “punto especialmente estratégico” para obtener buenas imágenes, pero “hicieron caso omiso a un cartel que advertía el peligro por ‘condiciones meteorológicas marinas adversas’”.

Mirá también:  Médicos Sin Fronteras denunció el ataque israelí sobre un hospital en Gaza

En medio del temporal, y mientras intentaban tomar una foto, Inés y Sebastián fueron alcanzados por una ola, que arrastró a la mujer al agua. Fue un vecino del lugar quien escuchó los gritos desesperados de “auxilio” y corrió a asistir a la pareja.

Según el mismo medio italiano, el cuerpo de la víctima fue recuperado por la Guardia Costera regional cuando ya se encontraba a 200 kilómetros de la costa. El hombre, en fuerte estado de shock, fue trasladado al hospital de Castiglione di Ravello para ser examinado.

De momento, de acuerdo con el canal público RAI, la Fiscalía de Salerno está investigando lo ocurrido. La Justicia deberá decidir si ordena o no la incautación del cuerpo para la autopsia e investigaciones.

La joven era hija de un reconocido médico en Córdoba, y había ido a Italia de vacaciones junto a Queiroz, quien tendría algún vínculo con la barra brava de Boca; de hecho, es habitual verlo en fotos de sus redes sociales con la indumentaria oficial del club, en el estadio la Bombonera o realizando otras actividades.

Mirá también:  La gran ola de calor en Turquía y Chipre elevó la temperatura a los 50 grados

Este miércoles fuertes marejadas ciclónicas azotaron la franja costera desde Vietri sul Mare hasta Positano. El municipio más afectado fue Maiori, donde el paseo marítimo se cubrió de arena y escombros y el mar “se tragó el muelle”.

Debido a su cercanía con el mar y sus cuestas escarpadas, Furore es un lugar para tomar recaudos. Hace cuatro años, las condiciones climáticas de esta pequeña localidad, se cobraron la vida de una persona. Fue en 2018: cuatro turistas fueron arrastrados por una ola y uno de ellos murió.

Ante esta situación, el alcalde ordenó el cierre del paseo marítimo y la zona fue acordonada. De acuerdo con los medios italianos, la tormenta en la zona de Salerno forzó el levantamiento de las clases en muchos municipios. La alerta meteorológica sigue siendo alta.