Colecta solidaria en Necochea y Quequén para armar cajas navideñas

Se solicita a la comunidad alimentos y artículos de la cena navideña que serán entregadas a las familias que acompañan desde Cáritas. Si no es posible acercar, este sábado 26 de noviembre voluntarios identificados con pecheras estarán recorriendo las calles de Quequén mientras que en Necochea lo harán los sábados 3 y 10 de diciembre.

En esta temporada de Adviento, Cáritas Necochea-Quequén presentó su tradicional campaña solidaria de fin de año, que este año lleva el lema “Con Jesús, renace la esperanza. Sumate con un gesto navideño” y convoca a la generosidad de los vecinos con los que menos tienen.

Se solicita que, entre familiares, amigos y vecinos, se junten alimentos y artículos de la cena navideña para poder armar las cajas navideñas que en nombre de todos serán dadas a las familias que acompañan desde Cáritas Necochea -Quequén.
Si es posible se pide acercarlos a la parroquia más cercana, de lo contrario se puede tener algo preparado y voluntarios debidamente identificados con pecheras recorrerán las calles este sábado 26 de noviembre por Quequén mientras que los sábados 3 y 10 de diciembre lo harán en Necochea.

Mirá también:  El Estacionamiento Medido ahora cuesta $70 la hora

Con motivo de la Navidad, palabra que ya nos recuerda paz y alegría, Cáritas invita a las personas de buena voluntad y aun a los no creyentes, a compartir esa felicidad dando más, aportando lo que se pueda, para que todas las familias argentinas puedan compartir esa mesa del encuentro, una caricia en medio del dolor.

Se busca sostener la ayuda brindada a cientos de miles de hermanos con demandas impostergables, agravadas por la pandemia que afectó el trabajo y la economía.

Desde el comienzo de la emergencia, Cáritas se esforzó por proteger y contener a los sectores más expuestos de la sociedad. En cuanto a la ayuda alimentaria, articula acciones con los organismos del Estado, con empresas y con otras organizaciones, para sostener a muchas familias, tanto a las más pobres como a las que hoy no pueden vivir de su trabajo diario. En estos dos años de pandemia, Cáritas casi duplicó la asistencia en comedores, ollas populares y merenderos del país llegando a más de 3.000.000 de personas. Y también se ocupó de llevar el mensaje del amor de Dios por cada uno, a miles de familias agotadas, desesperadas.