Tres jugadores franceses tienen síntomas del “virus del Camello” a tres días de la final del Mundial

El delantero Kingsley Coman se contagió en las últimas horas y se suma a la lista en la que se encuentran el defensor Dayot Upamecano y el mediocampista Adrien Rabiot.

Tres jugadores franceses estarían con síntomas del “virus del Camello”. Preocupación en los días previos a lo que será la final del Mundial Qatar 2022 ante Argentina.
La permanente exposición al aire acondicionado y el cambio de temperaturas que se producen en los ambientes en Qatar, además del cambio de clima de los últimos días, provocaron contagios de esta variante de gripe, que presenta síntomas tales como fiebre, tos, diarrea y vómitos.

A los casos del defensor Dayot Upamecano y el mediocampista Adrien Rabiot, se sumó el del delantero Kingsley Coman.

El entrenador de Francia, Didier Deschamps, reveló que Coman “tuvo fiebre por la mañana” y es por eso que se encuentra aislado en el hotel y además aseguró que están procurando tener “todos los cuidados posibles para que el virus no se propague al resto del plantel”.

Mirá también:  Djokovic quiere agigantar su leyenda ante el griego Tsitsipas

El virus del camello o también conocido como MERS-CoV surgió en 2012 en Arabia Saudita, país muy próximo a Qatar. Los investigares de la enfermedad suponen que fue transmitido por los murciélagos quienes se lo habrían pasado a los camellos del desierto de la península arábiga.

El Ministerio de Salud Pública de Qatar advirtió especialmente a las personas con enfermedades crónicas o con trastornos de inmunodeficiencia, para que se adhieran a las medidas de higiene pública.

Esto incluye lavarse las manos regularmente con agua y jabón, usar desinfectantes para las manos, así como evitar el contacto cercano con los camellos y acudir al médico cuando se experimenten síntomas de fiebre, tos, dolor de garganta o dificultad para respirar.

Los humanos pueden contagiarse de este virus y, pese a que hace años de su aparición, no existe ninguna vacuna ni tratamiento. Por esta enfermedad algunos países están recomendando que quienes vayan al Mundial que no hagan los típicos paseos en camello o dromedario en Qatar, algo muy habitual.