Piden prisión perpetua para las acusadas de matar a Lucio Dupuy

El juicio en el caso del asesinato de Lucio Dupuy, el niño de 5 años, llegó a su fin este jueves. Magdalena Espósito Valenti, la madre del menor, y Abigaìl Páez, la pareja de Valenti, son acusadas de “homicidio calificado y abuso sexual gravemente ultrajante”.

Durante el alegato final, que duró cerca de seis horas, se pidió que ambos sean encarcelados de manera perpetua. El veredicto del tribunal se dará a conocer el 2 de febrero y en un plazo de dos semanas se fijará la pena que cumplirán las detenidas.

La autopsia realizada en el cuerpo del niño reveló “politraumatismos por golpes, mordeduras y quemaduras de vieja y reciente data” y una “hemorragia interna” como causa de la muerte. Además, se confirmó que el niño había sido víctima de abuso sexual reiterado.

El Ministerio Público Fiscal determinó que Valenti y Páez “agredieron físicamente, en forma conjunta, entre las 17.30 y 19.40 hs” del 26 de noviembre. Es importante que se haga justicia y se castigue a los responsables de este terrible crimen.

Mirá también:  ATE confirmó un paro nacional para este martes por reclamo salarial

Magdalena Espósito Valenti, la madre de Lucio Dupuy, enfrenta cargos por “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal vía anal con un objeto; agravado por ser ascendiente; por ser cometido por dos personas en el marco de convivencia con un menor; continuado; homicidio calificado por ser ascendiente, ensañamiento y alevosía”.

Abigaìl Páez, la pareja de Valenti, también enfrenta los mismos cargos, excepto por el agravante de vínculo, pero sí con el agravante de “haber sido cometido por la guardadora”. El abogado Christian Dupuy (padre de Lucio) solicitó que se agregara el agravante de “odio de género y motivación”.

El abogado de Valenti afirmó que “en el lugar de los hechos hubo una persona y no dos” y que “la única testigo fue Abigaíl”, acusando a su pareja de la muerte de su hijo. La defensa de Páez negó el “homicidio agravado” y sostuvo que fue un “homicidio preterintencional” por lo que no hubo “dolo”.

Mirá también:  Buscan a dos personas desaparecidas en el río Luján tras el choque entre una lancha y un bote

Antes de que concluyeran los alegatos, las acusadas tuvieron la oportunidad de decir algunas palabras. Abigaìl Páez fue la primera en hablar: “Todo lo que puedan decir de mí es horrible, por eso le pido perdón a las personas que se hayan sentido tocadas por el tema y por toda la situación, y que lo lloran y lo extrañan como me pasa a mí y a su mamá”.

“También quiero pedir disculpas a mi familia porque les fallé, porque mi mamá no me enseñó esas cosas. No sé realmente qué pasó, tengo muchas lagunas en la cabeza y si no conté detalles es porque estoy traumada. Sé que Lucio me perdonó, ojalá yo me pueda perdonar”, agregó.

Magdalena Espósito Valenti, la madre del niño, señaló al padre como parte responsable de la muerte de Lucio Dupuy: “Se me critica a mí pero no al progenitor, porque padre le queda grande. A él se lo justifica cuando la responsabilidad era de los dos y se desentendió de la criatura. Tampoco es verdad que no tenía contactos familiares. Tenía contacto con el progenitor, sus abuelos, mi familia y la de Abigaìl. Si ellos no quedaron conformes con esos contactos, será porque no se esmeraron en tenerlo más”.