Ataque racista a la salida de un boliche en Mar del Plata: golpearon a un basquetbolista etíope y quedó internado

Un jugador de básquet de origen etíope sufrió un ataque racista en un boliche de Mar del Plata. Racing Club de Avellaneda, equipo del jugador, presentará una denuncia ante el INADI y repudia enérgicamente el acto de violencia y discriminación. La comunidad del equipo se moviliza en apoyo al jugador y en repudio al ataque racista.

La noche del sábado, un grupo de jóvenes cometió un ataque racista contra el jugador de básquet Alfieri Welega Fresno, miembro del equipo U19 de Racing Club de Avellaneda, en un local bailable de Playa Grande, en Mar del Plata. La discusión comenzó en el interior del establecimiento, donde el joven y sus compañeros fueron hostigados por un grupo que hizo constantes referencia a su color de piel. La situación escaló y terminó en una agresión física en la calle, en la que el jugador resultó herido y debió ser hospitalizado.

Mirá también:  San Cayetano firmó contrato con una empresa que construirá 23 viviendas

Desde Racing Club de Avellaneda se expresaron enérgicamente en repudio al ataque racista sufrido por Alfieri Welega Fresno y anunciaron que presentarían una denuncia ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). “Repudiamos enérgicamente este acto de violencia y discriminación, y nos solidarizamos con el jugador y sus compañeros afectados. No podemos permitir este tipo de conductas en nuestra sociedad y exigimos justicia”, declaró el presidente del club en un comunicado.

A pesar de las heridas sufridas, los médicos que atendieron al jugador descartaron lesiones graves y informaron que, tras un período de observación de 24 horas, sería dado de alta. El caso es objeto de investigación judicial y se espera que la víctima pueda proporcionar detalles sobre los autores del ataque.

La comunidad de Racing Club de Avellaneda se movilizó en apoyo al jugador y en repudio al ataque racista. Varios jugadores y entrenadores del equipo compartieron en sus redes sociales mensajes de solidaridad y condena hacia la violencia y la discriminación. El hecho generó una gran conmoción en la ciudad y en el mundo del básquetbol, donde se exigió justicia y se llamó a la unidad en la lucha contra el racismo.