Las lluvias trajeron alivio a los cultivos de Necochea afectados por la sequía

Varios sectores productivos del país recibió alivio con las recientes precipitaciones. Los acumulados de agua permiten recuperar el potencial de rendimiento de los cultivos de soja y maíz. Se esperan nuevas lluvias esta semana.

En los últimos días, varias regiones productivas de Argentina recibieron precipitaciones abundantes que permitieron cortar con el severo déficit hídrico presente en estas zonas. Estas lluvias, aunque en algunos casos estuvieron acompañadas de granizo, pudieron aportar importantes acumulados de agua en vastas extensiones de la zona pampeana y semiárida argentina que han sido afectadas por la sequía.

En el norte de Argentina también se registraron precipitaciones, las cuales ayudarán a mejorar la situación hídrica durante el fin de semana y permitirán terminar de sembrar el área restante de soja y maíz. Según el portal Valor Soja, si bien para gran parte de los cultivos de soja de primera en la zona pampeana ya es tarde para recuperar el potencial de rendimiento debido a los daños causados por la falta de agua, los planteos de soja de segunda todavía tienen una gran oportunidad de recuperarse gracias a los recientes aportes hídricos.

Mirá también:  Una jornada templada y ¿vuelve el fuerte viento?

En cuanto al maíz, los daños registrados en las siembras tempranas son irreversibles, pero las siembras tardías todavía tienen la posibilidad de recuperarse gracias a las lluvias recientes.

Además, según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se esperan más precipitaciones para la próxima semana, lo que podría aportar importantes acumulados de agua en el norte de la zona pampeana y el NEA, lo cual ayudaría a recomponer la situación productiva de los cultivos de segunda implantación, cuya cosecha se inicia a mediados del año.