“No hay lugar para el gradualismo, Argentina necesita cambios drásticos”

El presidente electo Javier Milei, líder de La Libertad Avanza, proclamó el inicio de la reconstrucción argentina tras su victoria electoral. Desde su búnker en el Hotel Libertador, Milei rechazó el gradualismo y pidió cambios estructurales rápidos para evitar una crisis histórica. Convocó a diversos sectores políticos a unirse al proyecto libertario y enfatizó en retomar la libertad y las ideas de Alberdi, advirtiendo que no tolerará resistencias fuera de la ley.

El recientemente electo presidente Javier Milei, líder del partido La Libertad Avanza, expresó con firmeza durante la noche del domingo sus planes para el futuro inmediato de la nación. En un discurso que resonó entre los muros del Hotel Libertador, donde se encontraba su centro de operaciones políticas, Milei compartió su visión diciendo “hoy empieza la reconstrucción de la Argentina” y enfatizó la urgencia de implementar reformas profundas sin demora.

Mirá también: Se conocieron las fechas del Cronograma Electoral 2023

Con una convicción que dejaba poco espacio para la duda, el mandatario subrayó la necesidad de actuar con decisión y rapidez en materia económica y estructural. Según sus palabras, “no hay lugar para el gradualismo, ni tibieza, ni medias tintas”, ya que cualquier vacilación o lentitud en este proceso podría conducir al país hacia un abismo financiero y social sin precedentes.

Milei, quien habló ante sus seguidores y la prensa tras conocerse los resultados que lo consagraron como presidente, hizo hincapié en la importancia de recuperar valores esenciales para el desarrollo nacional. Con un tono que reflejaba tanto esperanza como determinación, aseguró: “Hoy volveremos a retomar la libertad, se termina el camino de la decadencia”. Esta declaración simboliza un punto de inflexión respecto a las políticas previas y marca el comienzo de una nueva era bajo su gobierno.

Mirá también: La intimidación a Nik "expone la baja tolerancia a la crítica" del gobierno, según Fundación LED

En relación con las directrices económicas a seguir, el economista reiteró su postura contra las medidas progresivas y cautelosas. Afirmó que es imperativo avanzar sin dilaciones hacia transformaciones significativas para evitar caer en lo que él considera sería “la peor crisis de la historia”. Este llamado a la acción no solo está dirigido a su equipo de gobierno sino también a otros sectores políticos, invitándolos a colaborar en este proyecto de renovación nacional.

Además, Milei extendió una invitación abierta a todos aquellos dispuestos a contribuir con su gestión. “Al mismo tiempo quiero decirle a todos los argentinos, que todos aquellos que se quieran sumar a la nueva argentina son bienvenidos”, declaró, enfatizando la inclusividad y el trabajo conjunto como pilares fundamentales para resurgir como país y alcanzar nuevamente un estatus prominente en el contexto internacional.

Mirá también: Por qué viene al país un buque patrulla estadounidense

Finalmente, el presidente electo no omitió mencionar los posibles desafíos y resistencias que podrían surgir frente a sus propuestas electorales. Consciente de las discrepancias ideológicas y prácticas dentro del espectro social y político, Milei fue claro al establecer los límites dentro de los cuales se debe actuar: “Sabemos que hay gente que se va a resistir, a todos aquellos: dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”. Con estas palabras delineó un marco legal estricto para cualquier forma de oposición o crítica a su administración.