Policiales
Publicado: 13 de septiembre de 2018
Tiempo de lectura: 1 minutos, 23 segundos
@diarionecochea

Raulo a Batán



Raúl Germán Rivero, alias “Raulo” (el acusado de ser el autor de un violento arrebato que a mediados de agosto sufrió  una jubilada frente a la sede del Club Defensores de Puerto Quequén), de 32 años, fue trasladado a la Alcaidía de Batán. La situación procesal del imputado se complicó con el reciente dictado de prisión preventiva por parte de la Jueza de Garantías Aída Lhez.

La víctima del brutal robo que alcanzó trascendencia en los medios de comunicación nacionales María Celia Sánchez, de 72 años, continúa recuperándose de las lesiones que le provocó el sujeto cuando a bordo de una moto la arrastró para robarle la cartera.

Rivero, que cuenta con antecedentes penales, había sido apresado en días posteriores al hecho en 75 y 34. Se movilizaba en una moto Zanella de 150 centímetros cúbicos de cilindrada, resultando ser la misma unidad con la que cometió el arrebato. Prestó declaración indagatoria para negar la autoría del hecho, señalando que ese día se encontraba trabajando en una obra. Sus dichos para desvincularse de la acusación no se pudieron comprobar y la misma magistrada decretó su detención apoyándose en las pruebas que pudo lograr la policía.

El imputado de “robo agravado por lesiones” se encontraba alojado en un calabozo de la Estación Comunal de Policía  San Cayetano, lugar que abandonó en la últimas horas al ser conducido por parte de la División de Traslados de Detenidos hasta la Alcaidía Nº 44 que está ubicada en el mismo complejo penitenciario de Batán.