Mascoteros
Publicado: 08 de octubre de 2018
Tiempo de lectura: 1 minutos, 23 segundos
@diarionecochea


Consejos para tomar un avión con el perro


En muchas ocasiones, al lugar de vacaciones no se puede llegar en auto, tren o colectivo. En esos casos, a los perros y a sus dueños no les queda otro remedio que tomar un avión.

Estos viajes hay que prepararlos mucho. Irse espontáneamente con el perro no es una buena idea. Primero hay que informarse en la aerolínea de las reglas para volar con animales.

Hay aerolíneas en las que los perros solo pueden volar en viajes nacionales. Otras solo permiten que vuelen los perros guía para ciegos o los perros de ayuda a personas con discapacidad. Y hay otras en las que no están permitidos en ningún caso.

El tamaño y el peso del can determinan si puede ir en cabina o no. Por lo general, si los perros pesan más de ocho kilos dentro de un transportín, deben ir en la bodega. En ese caso hay que poner en el transportín en el que vayan a viajar como carga una copia de su identificación oficial, así como el nombre y la dirección del dueño.

Antes de tomar el avión, lo más aconsejable es dar un paseo con el perro y llegar al aeropuerto con tiempo.

Además, para entonces el animal debe haber sido acostumbrado al transportín en el que va a volar y contemplarlo como un lugar de relajación y seguridad.

No se aconsejan los tranquilizantes durante el vuelo, ya que pueden tener efectos secundarios. Lo mejor es meter en el transportín una camiseta con el olor del dueño o un juguete.

Agencias


@RN