Locales
Publicado: 06 de diciembre de 2018
Tiempo de lectura: 2 minutos, 44 segundos
@diarionecochea


Alerta a la población por las reiteradas estafas conocidas como cuento del tío


Desde la JEFATURA DEPARTAMENTAL DE SEGURIDAD NECOCHEA es alertan a la población por la reiteración de estafas conocido como “cuento del tío”, que suelen afectar principalmente a personas de edad avanzada que frecuentemente viven solas y tienen ahorros en sus casas.

Se tratan de estafas o engaños en las que sin el uso de fuerza física el delincuente obtiene dinero de la víctima y se aprovecha de su credulidad.

Entre las características comunes de estas estafas se encuentran que las víctimas suelen ser personas de avanzada edad, que frecuentemente viven solas y tienen ahorros en sus casas; reciben llamados al teléfono fijo, de parte de personas que (simulando algún resfrío o problemas del sonido en el teléfono) refieren ser hijos, sobrinos o nietos de la víctima, a quien le dicen que recibieron información bancaria de que los billetes actualmente circulando deben ser cambiados por unos nuevos, por disposición del Banco o del Estado; se está por decretar una devaluación u otra medida económica grave y que hay que comprar (o vender) los dólares en forma urgente; hay que llevar los billetes al banco, por cualquier otro motivo, para cambiarlos por otros billetes o por otra moneda; o cuestiones de ese tipo.

Ante esta falsa situación, el supuesto familiar que llama le dice al abuelo o a la abuela que va a pasar por su domicilio “el contador”, o bien “un empleado del banco”, o bien “un amigo que sabe de estas cosas” para retirar el dinero y que se los entregue a él, indicándole incluso en qué auto va a concurrir y el nombre (obviamente falso) de la persona que irá, o a veces un número clave para que el abuelo recuerde.

Al poco tiempo se presenta la persona indicada, y el abuelo o la abuela hacen entrega confiada del dinero, según le había dicho el falso hijo, sobrino o nieto.

En algunos casos, hasta se le dice al abuelo o a la abuela, con mucha precisión, qué sumas de dinero tiene, en qué lugares está, si tiene pesos y/o dólares; incluso, se suele hacer referencia a nombres de familiares, o a circunstancias de la vida familiar (por ejemplo, viajes), para generar una mayor confianza; todo ello permite también considerar que los autores de este tipo de ilícitos acceden a cierta información de la familia y de la situación del abuelo o de la abuela.

Ante la existencia de  hechos, esta Jefatura, mientras continúa con la correspondiente tarea investigativa, alerta a las familias y sugiere que se tomen algunas medidas, tales como:

  • Advertir a los familiares más ancianos, explicándoles que nada de esto es verdadero.
  • Evitar que los abuelos tengan sus ahorros en sus casas.
  • Instruir a los abuelos, para que directamente no consientan ningún diálogo de esta clase.
  • Evitar, en lo posible, el uso del teléfono fijo, o bien gestionar a los abuelos un teléfono móvil para las comunicaciones familiares.

Ante cualquier llamado semejante, se aconseja cortar la llamada e inmediatamente dar aviso a la policía 911, que estará debidamente instruida para actuar en caso de reiterarse el intento.