Deportes
Publicado: 06 de diciembre de 2018
Tiempo de lectura: 3 minutos, 12 segundos
@diarionecochea


Tras la práctica de esta mañana Gago y Benedetto hablaron de la final



El mediocampista Fernando Gago, referente de Boca, admitió este jueves que le parece "muy raro" jugar la final de la Copa Libertadores ante River en Europa, más precisamente en España y en el estadio Santiago Bernabéu, donde jugó 62 partidos con la camiseta del Real Madrid entre 2007 y 2011.
 
"Es muy raro jugar la final acá, una Libertadores en Europa. Pero bueno, nosotros tenemos que afrontarlo y adaptarnos para estar en las mejores condiciones posibles", analizó Gago, de 32 años, en la charla que mantuvo con los medios de prensa que cubrieron la práctica boquense en el predio de la Federación Española ubicado en Las Rozas, en la capital española.
 
“Pintita”, quién jugó en total de 120 partidos con la camiseta "Merengue" y conoce de que se trata jugar en el Bernabéu, dijo que "No se puede vivir de lo que paso hace años. Jugaremos en una cancha más rápida que la que estamos acostumbrados en el fútbol argentino y eso puede favorecer a que sea un partido abierto. Me siento bien en lo físico y en lo futbolístico, pero dependerá del entrenador si juego o no", aclaró Gago.
 
Por su parte, el otro referente xenieze, Darío Bendetto, se refirió a la agresión que sufrió el micro de Boca que transportaba a los jugadores el 24 de noviembre hacia el Monumental para la revancha con River por Copa Libertadores.
 
El “Pipa” subrayó que "a mi nadie me escribió nada y en las seis horas que estuvimos en el vestuario no apareció ninguno del plantel de River".
 
Aunque la superfinal ahora tenga el glamour de una Madrid otoñal y otro marco como el célebre Bernabéu, testigo de un partido histórico para el fútbol argentino, los ecos de los sucedido en el Monumental aquel sábado siguen retumbando en el plantel de Boca.
 
Benedetto mencionó que "se hablaron muchas cosas, nosotros queríamos jugar en el Monumental. Le sacaron a todos los hinchas, tanto a los de River como a los de Boca, poder festejar con su gente", dijo finalizada la primera practica de Boca en el Predio de las Rozas, donde se entrena habitualmente la selección de España.
 
Con respecto a la Superfinal del domingo, el delantero dijo que "es un privilegio jugar en el Bernabéu. Acá no va a haber ventaja para ninguno. Queremos darle una alegría a la gente de Boca que vino de Buenos Aires e hizo el esfuerzo para esta acá".
 
Y volvió a referirse al hincha xeneize: "Lo de la gente de Boca no me deja de sorprender. En una semana nos apoyaron tres veces con distintos banderazos. Ojalá que no cambien nunca. Siguen demostrando que son los más grandes".
 
En la practica de hoy jugo como doble 9 al lado de Ramón "Wanchope" Abila y es una carta importante que el "Mellizo" pondrá seguramente en el banco para ingresar en el algún momento, como ocurrió en la ida cuando convirtió el segundo del partido que finalmente terminó 2 a 2.
 
Boca enfrenta el domingo próximo a River desde las 16.30 (hora argentina) por la segunda superfinal de la Copa Libertadores 2018, con el arbitraje del uruguayo Andres Cunha y televisación de Fox Sports.


@Telam