Opinión
Publicado: 06 de diciembre de 2018
Tiempo de lectura: 2 minutos, 25 segundos
@diarionecochea


El caso Lucía Pérez y la marcha de la mentira


En un articulo del periodista Christian Sanz  se queja: “Es terrible, porque la gente cree en lo que quiere creer y ahora nos acusan de corruptos, por hacer bien nuestro trabajo. No hubo abuso ni nada por el estilo: ¡Seis peritos estuvimos de acuerdo en ello!”.

La nota:

Quien me dice esa oración es uno de los especialistas que trabajó en el caso Lucía Pérez, la adolescente que murió el 8 de octubre de 2016 en Mar del Plata por sobredosis, tal cual demostraron los estudios científicos de rigor.

Sin embargo, en las últimas horas hubo una masiva marcha de mujeres en todo el país porque insisten en creer que la joven fue abusada y “empalada”, tal cual sostuvo la fiscal María Isabel Sánchez, hoy apartada del expediente por inventar la trama que hoy moviliza a miles de féminas.

Todos los especialistas, incluso los peritos de parte, coincidieron en que Lucía murió por "asfixia tóxica" lo que "supone que la víctima aspiró cocaína" y que eso derivó en un episodio cardíaco. Todo lo demás fue una patraña al mejor estilo Santiago Maldonado.

“Acá no ha existido ni violencia física, psicológica, subordinación ni humillación ni mucho menos cosificación”, puntualizan los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas en su fallo, que en estas mismas horas está siendo cuestionado por quienes siquiera lo han leído.

Allí mismo, los magistrados decidieron condenar a los acusados Matías Farías y Pablo Offidani a 8 años de prisión, pero no por abuso sino por venta de drogas.

Una digresión: coincido en un 100% en que los vendedores de narcóticos deben terminar tras las rejas, si es preciso de por vida. Aplaudo a los jueces. Pero lo demás, no solo refiere a una peligrosa mentira, sino que además pone en duda el sistema republicano. ¿Es que acaso los jueces deben fallar de acuerdo a los caprichos de un grupo de indignados?

Insisto en mencionar un dato no menor: todos los expertos han coincidido en su veredicto. Peritos de la Asesoría Pericial de La Plata; de la Policía Científica de Mar del Plata e incluso ¡de la propia defensa! Todos ellos de intachable currículum.

Antes de seguir sosteniendo tonterías sin fundamento, los invito a leer el fallo completo, que está al pie de la presente nota.

Allí, los jueces llegaron al punto de tener que solicitar al procurador General bonarense, Julio Conte Grand, "evaluar el posible delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público" de la fiscal Sánchez, por haber impulsado la hipótesis de que Lucía murió víctima del reflejo vagal producto de un empalamiento. Un verdadero papelón, que no amerita gastar una sola gota más de saliva.

Link e Informe completo