sidebar
Publicado: 11 de marzo de 2019
Tiempo de lectura: 2 minutos, 35 segundos
@diarionecochea


Los asombrosos resultados de beber agua con limón


Muchas personas siguen el ritual de tomar un vaso de agua tibia con un chorrito de zumo de limón cada mañana. ¿Por qué? Sus propiedades lo justifican

¡Qué remedio tan sencillo y tan agradable! Todos lo hemos tomado alguna vez, como bebida medicinal o como refresco.

El limón tiene, merecidamente, un aura de “alimento-medicina” y muchas personas se benefician de él cada mañana, al repetir el ritual de beber en ayunas un vaso de agua con el zumo de un limón recién exprimido.

El limón contiene muchos ácidos orgánicos –como el ácido cítrico– que estimulan la salivación y alivian la sed más que la simple agua. Esta es la razón por la que la mayoría de refrescos de soda son ácidos.

Los 6 beneficios que mejorarán tu vida

Tomar agua con limón todas las mañanas tiene beneficios infinitos, pero estos son los primeros que vas a notar:

El sabor es ácido pero aumenta la excreción de ácidos por la orina, por lo que su efecto en la sangre y el organismo es alcalinizante (y, por ello, desintoxicante). El pH del limón es de 2,6, posiblemente uno de los más ácidos entre las frutas. El pomelo, la naranja, la piña –o el tomate– también son ácidos.Un vaso de agua con medio limón aporta 2 kilocalorías, y a cambio nos ofrece potasio (10 mg), vitamina C (4 mg), flavononas (2 mg de eriocitrina, diosmina, hesperidina y naringenina) y algo de fibra (0,5 g). Esta fórmula resulta depurativa y mejora la circulación de la sangre.El agua con limón es un remedio de primera elección para resfriados y faringitis. Se ha atribuido su eficacia como estimulante de la inmunidad a su contenido en vitamina C. Sin embargo, aunque el limón es rico en esta vitamina, no es una “bomba”.El efecto se debe, según estudios realizados, a la combinación de aceites aromáticos y fitonutrientes como las flavanonas, que multiplican por 200 la capacidad estimulante de la vitamina C.Gracias al contenido en citratos (230 mg en 5 ml), previene la aparición de cálculos renales. El consumo del jugo de medio a un limón cada día eleva significativamente los niveles de citrato en la orina, lo cual reduce la formación de cálculos en el sistema urinario (en riñones y vejiga).El agua con limón también ayuda a mejorar la inmunidad. La acción conjunta de la vitamina C y las flavononas incrementa el número de glóbulos blancos, las células defensivas capaces de eliminar virus, bacterias y células enfermas. Por ello se recomienda en el tratamiento dietético de las infecciones, especialmente las respiratorias. 

Si deseamos hacer un ayuno con el objetivo de favorecer la depuración y la reducción de peso (si es posible, bajo control de un dietista o un médico), podemos tomarnos unos 40 limones en 10 días.