Salud
Publicado: 10 de mayo de 2019
Tiempo de lectura: 4 minutos, 52 segundos
@diarionecochea


Cuáles son los principales factores que afectan la salud de los argentinos


Especialistas advierten que los chequeos anuales dejaron de ser algo prioritario y esto dificulta la prevención. Los tres males que más aquejan a la población Con el tiempo se perdió la costumbre de la consulta periódica al médico (Getty)

"No es necesario construir hospitales, es indispensable concientizar, prevenir y garantizar el acceso insumos básicos como el agua potable o un plan de vacunación completo". La afirmación corresponde al director del Hospital de Clínicas, doctor Marcelo Melo.

Es que de un tiempo a esta parte parece haber quedado en el olvido aquello de "más vale prevenir que curar" y la situación actual de la salud de la población en general y de la Argentina en particular tiene en alerta a los especialistas.

En palabras de Melo, "la diabetes y la obesidad son las principales afecciones hoy día". Están relacionadas con la mala alimentación y el sedentarismo y "según las proyecciones, para 2050 afectarán al 50% de la población", alertó.

La resistencia a los antibióticos debido a una mala utilización durante mucho tiempo es un grave problema de salud pública

"Por otro lado está creciendo un grave problema que es la resistencia a los antibióticos, debido a una mala utilización durante mucho tiempo. Esto sucede tanto por ser recetados en exceso como por la automedicación y como resultado dejan de tener efecto", sostuvo Melo, para quien "en parte también esta resistencia del organismo a la acción de estos fármacos está en relación con el uso de los mismos en la industria agropecuaria". "Se utilizan antibióticos para fomentar el crecimiento en el ganado de consumo alimentario y eso tiene consecuencias sobre el cuerpo cuando los consumimos", afirmó.

En cuanto a las deficiencias en la alimentación, Melo consideró que "hoy es mucho más fácil y más barato consumir comida chatarra. La comida saludable es muy cara. Hace falta una toma de conciencia y una educación alimentaria, que haga foco en la dieta y la adecue al bolsillo. Es un cambio cultural profundo".

La resistencia del organismo a la acción de los fármacos está en relación con el uso de los mismos en la industria agropecuaria (Getty)

Tampoco es menor el hecho de que con el tiempo se perdió la costumbre de la consulta periódica al médico. "Los chequeos anuales dejaron de ser algo prioritario y esto dificulta la prevención. La mayoría de las afecciones severas se pueden prevenir con la consulta a tiempo al profesional médico -sostuvo Melo-. Es común que se detecten casi de casualidad, cuando el paciente viene por una emergencia o una situación particular y el profesional médico detecta en la consulta algo que le da el indicio y así solicita análisis complementarios".

"En el Hospital de Clínicas apostamos a la prevención y al diagnóstico temprano, que mejoran mucho las chances de tratamiento en casos severos. La prevención es la clave de la salud", puntualizó.

El rol del Estado en la salud

En la actualidad se observan rebrotes de enfermedades que estaban controladas o erradicadas

Abordando el análisis general de la salud de la población argentina, Melo destacó que "hace falta mejorar cuestiones de fondo para generar un cambio real". "No podemos hablar de prevención si, por ejemplo, no está garantizada el agua potable para toda la población; es importantísimo el acceso al agua potable".

"Por otra parte, es necesario que exista un buen plan de vacunación ya que permite prevenir y erradicar enfermedades. La vacunación es fundamental para construir una población sana en el futuro. En la actualidad vemos que hay rebrotes de enfermedades que teníamos controladas o estaban erradicadas -analizó el especialista-. Los países europeos el año pasado tuvieron problemas para combatir algunas de estas enfermedades que no tenían hace muchos años y eso es producto de las fallas en las campañas de vacunación".

¿Es posible hablar de una conexión en estos factores de riesgo y el estado de salud general? De acuerdo con Melo, "es claro que se genera una retroalimentación, un círculo vicioso, entre las condiciones de vida deficientes, la mala alimentación, el problema de los antibióticos y la falta de vacunas".

Se genera un círculo vicioso entre las condiciones de vida deficientes, la mala alimentación, el problema de los antibióticos y la falta de vacunas

"A nivel estatal, el hecho que el Ministerio de Salud pase a ser Secretaría deja claro cuál es la importancia que se le da a la salud. Es importante tener en cuenta que el 70% de las enfermedades se pueden prevenir si son tratadas a tiempo. No es necesario hacer hospitales, es indispensable concientizar y encontrar el problema a tiempo, es decir, poder prevenirlo garantizando el acceso a insumos básicos como el agua potable, un plan de vacunación completo y realizando fuertes campañas se previenen enfermedades y además se ahorra dinero", destacó.

Y a modo de ejemplo, contó que en el Hospital de Clínicas se gastan 120 millones de pesos al año en medicación. "Un solo antibiótico se lleva 20 millones, siendo el último que puede funcionar en pacientes críticos. Si podemos evitar que los pacientes lleguen a esa situación, evitamos también ese gasto. Con ese dinero, yo como Director del hospital podría realizar muchas campañas", remarcó Melo.

"Muchas veces los resultados están a la vista, si los gobiernos deciden invertir en reparar calles, pintar y volver a arreglar veredas no están interesados en la salud pública", concluyó.


@infobae