Otra causa de cierre de comercios en Necochea
Publicado: 14 de mayo de 2019
Tiempo de lectura: 1 minutos, 45 segundos
@diarionecochea


A muchos se les terminó el negocio de las facturas truchas


La inflación, el aumento de las tarifas y el tipo de cambio son factores que han producido el cierre de varios comercios, expresaron desde la cámara comercial, pero nada se ha dicho de los innumerables "personajes" de Necochea que hacían grandes negocios con las facturas "A".

La maniobra delictiva en la que estarían involucrados un buen número de hombres de negocios necochenses, conocida popularmente como "venta de IVA", comienza con la inscripción de empresas "fantasmas" creadas para ser las usinas desde donde se emiten facturas "truchas, que luego se venden a contribuyentes del impuesto al Valor Agregado (IVA) o Ingresos Brutos, y que posteriormente son usadas para fraguar compras con el objeto de reducir la base imponible del impuesto y el monto del tributo.

El modus operandi en este tipo de maniobras fue explicado  por los responsables de la delegación  de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

 "Esta modalidad va desde la negociación del soporte papel o factura hasta la creación, a través de verdaderas organizaciones, de empresas simuladas que venden productos o prestan servicios que nunca se llevan a cabo. Además, en una operatoria de este tipo, generalmente hay profesionales que asesoran a los involucrados, quienes conforman algún grado de asociación ilícita", explicaron

 Así las cosas, se crean verdaderas "usinas de facturas" sin más finalidad que emitir documentación apócrifa y vendérsela a contribuyentes del IVA, quienes llegan a pagar comisiones de hasta el 50% sobre el monto del IVA que estarían en condiciones de evadir --confió una fuente que prefirió el anonimato.

 Estas facturas "truchas" les permiten a sus compradores acumular crédito fiscal (IVA compra) y reducir significativamente el monto del impuesto que deberían tributar (diferencia entre IVA Compra e IVA Venta).

Los contribuyentes que "compraron" las, y entre los que también habría apellidos muy conocidos, serían acusados del delito de evasión fiscal, simple o agravada, según los casos, en los términos de la ley 24.769 del régimen penal tributario.