Salud
Publicado by admin 23 de mayo de 2019
Tiempo de lectura: 5 minutos, 29 segundos
@diarionecochea


En la Argentina se diagnostican por año cerca de 130 mil casos de melanoma


La cifra posiciona al país entre los de mayor incidencia de este tipo de cáncer y lo ubica en el séptimo lugar en la región. El sol es el causante de la enfermedad en 9 de cada 10 casos. #LosLunaresEstánDeModa, una campaña que busca concientizar sobre la importancia de visitar al dermatólogo anualmente El cáncer de piel, en la mayoría de los casos, es prevenible y curable si es detectado a tiempo (Shutterstock)

El cáncer de piel es una enfermedad producida por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel, y es importante saber que existen dos tipos principales de tumores: el carcinoma y el melanoma. Los carcinomas basocelulares y espinocelulares son los más frecuentes, mientras que los melanomas son mucho menos frecuentes, pero su evolución puede ser de peor pronóstico.

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más agresivo. El sol es el causante del cáncer de piel en nueve de cada 10 casos, por lo que incorporar hábitos saludables de exposición al sol como el uso de protector solar, sombreros y anteojos y evitar los horarios de mayor radiación solar son igual de importantes como la consulta anual con un médico especialista si de prevenir se trata.

Según registros de la Secretaría de Gobierno de Salud, la exposición a las radiaciones ultravioletas provenientes del sol es la causa más frecuente del cáncer de piel. La razón de esto es que la piel absorbe de forma continua la radiación ultravioleta que emite el sol a lo largo de toda la vida. La mayor parte de la exposición a rayos UV proviene del sol, aunque una parte puede provenir también de fuentes artificiales, como las cabinas de bronceado y las lámparas solares.

La enfermedad presenta en el país una tasa de incidencia de 212 casos por 100 mil, cifra que la posiciona dentro de los países del mundo con incidencia de cáncer media-alta

Es de suma importancia adoptar hábitos saludables ante la exposición solar durante todo el año, no sólo en verano, y realizar controles frecuentes de los lunares tanto de forma personal como también con un especialista. Sumado a la acumulación de los rayos UV, otros factores de riesgo, son los antecedentes familiares de melanoma y el predominio de lunares y/o pecas en el cuerpo, entre otras.

Según las últimas estimaciones realizadas por la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC) Argentina, la enfermedad presenta una tasa de incidencia de 212 casos por 100 mil, cifra que la posiciona dentro de los países del mundo con incidencia de cáncer media-alta y que la ubica a su vez en el séptimo lugar en Latinoamérica.

"La exposición a los rayos UV es el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer cutáneo, por esa razón es necesario disminuir el tiempo de exposición solar, y evitar el horario entre las 10 y las 14", precisó la médica oncóloga Fabiana Marmissolle (MP 110626), jefa del Servicio Hospital de día del Instituto Médico Platense, quien señaló que "usar un fotoprotector (al menos con factor de protección solar 15) durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78% el riesgo de cáncer cutáneo".

Cerca de 600 argentinos mueren por año a causa del melanoma

Y tras asegurar que "el índice de radiación ultravioleta se desarrolló en un intento de alertar a la población sobre la época del año y los horarios de mayor exposición a la irradiación que puede ser dañina y causar cambios irreversibles en la piel", la especialista hizo hincapié en que "cada persona tiene su sensibilidad individual y varía según el fototipo".

Y puntualizó: "Con índice 1 y 2 no se necesita protección y la persona puede permanecer en el exterior sin riesgo; en tanto con índice de 3 a 7 necesita protección y es recomendable mantenerse a la sombra y protegerse, además, usando camisa, anteojos, sombrero y fotoprotector y con 8 a 11 o más lo ideal es evitar salir durante las horas centrales del día y es imprescindible usar ropa clara, fotoprotector y sombrero".

En el marco del Día Mundial del Melanoma, que se conmemora hoy, y con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre la importancia de la prevención, la Asociación Argentina de Oncología Clínica y la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC), con el apoyo de Bristol-Myers Squibb, presentaron Los lunares están de moda, una campaña que invita a "imponer la tendencia" del chequeo anual de lunares con el fin de detectar a tiempo cualquier tipo de anomalía.

La exposición a los rayos UV es el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer cutáneo

La iniciativa busca, a través del uso de prendas con lunares, concientizar acerca de la importancia de visitar al dermatólogo anualmente. El foco de la campaña está puesto en que el cáncer de piel, en la mayoría de los casos, es prevenible y curable si es detectado a tiempo. La falta de información sobre prevención y factores de riesgo es una de las principales causas que genera que año tras año se presenten cientos de casos de cáncer de piel que podrían evitarse.

Todos pueden sumarse a la campaña. La consigna es sacarse una foto con una prenda o accesorio a lunares (remera, sombrero, pañuelo) y subirla a las redes sociales con el #LosLunaresEstánDeModa e invitar a amigos y seguidores a que hagan lo mismo.

Es importante recordar

El melanoma es la forma más agresiva de cáncer de piel (Shutterstock)

– El agua y la arena reflejan 30% de las radiaciones – La nieve refleja un 80%. La intensidad de los rayos ultravioleta (UV) aumenta un 10-12% cada mil metros de altura – Dentro del agua, y hasta un metro por debajo, se reciben el 100% de las radiaciones solares – Los cristales de los autos no cumplen función barrera – Por un cristal convencional pasan el 60% de las radiaciones. Los cristales polarizados son equivalentes a SPF 70 – El césped devuelve directamente sobre la piel el 20% de las radiaciones – Ningún protector solar es resistente al agua – La mejor prevención es proteger la piel del sol todo el año


@infobae